“Firmin” de Sam Savage

23 03 2017

By Francisco J. Barral

Club Matinal

Entrega:        08/03/2017
Devolución: 06/04/2017

Parece un libro de fácil lectura al modo de otros que quiere destacar con una idea original contada de forma amable, irónico, ocurrente pero que … está bien escrito y por ello nos acerca aún más a un mundo como una fábula. Y a través de una ficción pretendiera contarnos un hecho más cierto, descabellado y real. 🙂

Aventuras de una alimaña urbana. Nacido en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, Firmin aprende a leer devorando las páginas de un libro. Pero una rata culta es una rata solitaria. Marginada por su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona un hambre insaciable por los libros, su emoción y sus medios se vuelven humanos. Original, brillante y lleno de alegorías, Firmin derrocha humor y tristeza, encanto y añoranza por un mundo que entiende el poder redentor de la literatura, un mundo que se desvanece dejando atrás una rata con un alma creativa, una amistad excepcional y una librería desordenada.” (www.quelibroleo.com)

Sam Savage, un antiguo y valleinclanesco profesor de filosofía de Yale, pescador de cangrejos en South Carolina, mecánico de bicicletas y escritor frustrado, un alternativo con la cabeza muy bien amueblada, se autorretrata como un ratoncito de Boston que se alimenta de los libros que se apilan en el sótano de la librería de viejo Norman y que aspira a convertirse en un gran autor, todo un irónico y tierno homenaje a los lectores empedernidos de buena voluntad (que no a las ratas de biblioteca), y poderosa metáfora de las virtudes redentoras de la lectura. Firmin, librito delicioso donde los haya, también es un viaje iniciático por el mundo del libro y de la ficción de la mano de su insólito protagonista, y una máquina de guiños literarios sin duda estimulante, que se pone en funcionamiento en la primera página, cuando el ratoncito Firmin, cónsul de las letras bautizado no por azar como aquel Geoffrey Firmin de Bajo el volcán, de Lowry, se obsesiona con el comienzo de la crónica de su vida que está componiendo en su cabeza, reclama para sí el talento de tipos como Nabokov, capaces de abrir una novela con frases brillantes como “Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas”, saca del cajón el viejo tópico del escritor bloqueado y de los beginnings, y arranca su extenso monólogo interior desde las catacumbas de la soledad, la marginación -rata que veas leer, déjala correr, se dicen sus congéneres- y el lento aprendizaje de la decepción (uno de sus arranques favoritos es aquel impactante “ésta es la historia más triste que jamás he oído”, de El buen soldado, de Madox Ford), un monólogo que Savage construye sobre el modelo del primer capítulo, ‘La ratonera’, de las Memorias del subsuelo (1864) de Dostoievski, la crónica personal que un proscrito le cuenta a un lector imaginario en un apóstrofe de doscientas páginas.

Firmin vive literalmente de los libros, que digiere a la vez en su estómago y en su cerebro, convirtiéndose de forma paulatina en un humano encerrado en el cuerpo de una rata, que reescribe el Retrato del artista adolescente (en inglés leeríamos en realidad A portrait of the artist as a young rat), y que a fuerza de morder y deglutir páginas se vuelve un crítico literario de envidiable talento, capaz de atropar autores como Carson McCullers, el Joyce de Finnegans Wake, Tolstói, George Eliot, Proust o el Dickenks de Oliver Twist, con cuya legendaria desgracia siente empatía el bueno de Firmin, a la vez que suscribe con ironía la necesidad de un canon (repitiendo una y otra vez “éste es uno de los Grandes”) y pasa revista con delicioso humor a los tópicos del mundillo literario, el bourbon hasta altas horas junto a una Underwood, autores firmando ejemplares, ediciones de bolsillo del Henry Miller más obsceno llegadas por contrabando desde París o editores rechazando magníficos originales de tres al cuarto. El monólogo de Firmin atraviesa párrafos de divertida dietética libresca -¿Scott Fitzgerald tal vez más agridulce que D. H. Lawrence?- y de una entrañable picaresca de la supervivencia que une a nuestro roedor de palabras con las tribulaciones de Lennie y de George, aquellos roedores de mendrugos de De ratones y hombres (1937), de Steinbeck. Firmin no soporta ni a Micky Mouse ni a Stuart Little (con Ratatouille, en cambio, harían sopa de letras), pero se tratan como hermanos con el infalible librero Norman (“nunca le ponía Peyton Place en las manos a alguien que habría sido mucho más con El Doctor Zhivago”) y traba una amistad de cuento de hadas con el rechoncho Jerry Magoon, un escritorcillo de ciencia-ficción con el que escucha a Charlie Parker a todo trapo y ve películas en tecnicolor, y que recuerda sin esfuerzo a Kilgore Trout, aquel estrafalario escritor de serie B concebido por Kurt Vonnegut, cuya obra, con la farsa de la creación que tituló El desayuno de los campeones a la cabeza, estuvo muy presente en la memoria de Savage mientras redactaba Firmin. Nuestro letraherido ratoncito quisiera ser personaje de todas las novelas que le han encandilado y, como Alicia en el País de las Maravillas, ve en la ficción una válvula de escape de la rutina de la vida, nos contagia sin remedio esa visión y, siendo en ocasiones Anna Frank y a veces Fred Astaire, disfrazándose de Gatsby y de bostoniano de Henry James vuelto del revés, Mr. Firmin nos conmueve para siempre con sus lecciones de humanidad, sentido del humor y aguda sátira de nuestro loco mundo, nos empuja a leer aún más y nos impide volver a gritar ¡malditos roedores!” (elpais.com)

Sam Savage

“(Camden, Carolina del Sur, 9 de noviembre de 1940) es un novelista y poeta estadounidense, conocido principalmente por su libro Firmin.

Antes de comenzar a escribir, Savage fue mecánico de bicicletas, carpintero, pescador de cangrejos y tipógrafo.

Sus actividades literarias las comenzó a principios de los años sesenta como editor de poesía en la revista literaria Reflections (Chapel Hill, Carolina del Norte). Fue un activo participante del movimiento de derechos civiles.

Savage se graduó de la Universidad de Yale en 1968; allí mismo continuó estudios de filosofía —también estuvo en la de Heidelberg, Alemania—, y obtuvo un doctorado con una tesis sobre el pensamiento político de Thomas Hobbes. En su alma mater enseñó por un breve tiempo.

Después de Yale, pasó unos años en Francia y regresó a Carolina del Sur en 1980, y se instaló en la pequeña ciudad costera de McClellanville. En 2004 se mudó a Madison, Wisconsin, donde vive actualmente con su esposa Nora Manheim, hija del conocido traductor de literatura al inglés Ralph Manheim. El matrimonio tiene dos hijos, y Savage tiene otro con su anterior esposa.

La primera novela de Savage —The Criminal Life of Effie O.— está escrita en verso. Publicada en 2005, ha sido calificada como “una novela infantil para adultos”. Al año siguiente apareció Firmin: Adventures of a Metropolitan Lowlife, sobre una rata de librería en tiempos difíciles, cuyos derechos mundiales fueron adquiridos en 2007 por la editorial Seix Barral. En Europa la novela se convirtió en un superventas y fue traducida a una docena de idiomas.” (es.wikipedia.org)

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

24 03 2017
Adelaida Hidalgo

Me encanta este libro., aún me quedan dos o tres capitulos.

26 03 2017
Adán Avelino Claudio Camacho

Ésta extraña combinación entre dulzura, ternura y cierta crueldad, refiriéndome al personaje principal, suena muy interesante. Existen muchas maneras en que los autores se envuelven en la historia, pero esta curiosa forma de hacerlo me ha llamado mucho la atención y me gustaría leerlo. Creo que a mi hijo y a mí nos fascinará la historia. Gracias por este aporte y felicidades por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: