‘El viento de la Luna’ de Antonio Múñoz Molina

13 02 2016

By Francisco J. Barral

Club Matinal

Entrega: 10 de febrero de 2016
Devolución: 24 de febrero de 2016

Este parece pues un relato de evocaciones con el fondo novelesco e ilusionado de los momentos de la época de cambios que nos trajo los nuevos aires del viento de los viajes a la Luna.

El 20 de julio de 1969, sirve a Muñoz Molina como punto de partida para crear una sabia recreación de sus años de pubertad, un dibujo cargado de sueños, frustración, vergüenza, esperanza y recuerdo. A diferencia de otros textos parecidos, el jiennense no cae en esa nostalgia que distorsiona hacia la dulzura y nos presenta aquellos años, aquel recuerdo, con sombras y luces, y más bien tirando hacia lo oscuro… Poco importa que recuerde con cariño o sin él todo aquello, lo relevante y delicioso es la manera que tiene de contárnoslo, construyendo un relato en el que es posible pasar de una siesta en Mágina a la misión espacial del Apolo XI con un simple salto de renglón.” (www.quelibroleo.com)

Hay en la obra literaria de Antonio Muñoz Molina dos facetas bien diferenciadas: lo que podríamos entender como pura narrativa de ficción (El invierno en Lisboa, Beltenebros, Plenilunio…) y un conjunto de relatos con un marcado carácter memorialístico, basados en recuerdos familiares, en evocaciones anoveladas de la vida pasada durante la infancia o la adolescencia en la imaginaria ciudad de Mágina (Beatus ille, El jinete polaco) o en otros períodos de la existencia (Ardor guerrero), creaciones todas ellas, claro está, impregnadas de elementos autobiográficos potenciados hasta extremos de difícil delimitación. A este territorio mixto de ficción y realidad -en el que, a mi entender, se sitúan los logros más sólidos del escritor- pertenece El viento de la Luna.” (www.elcultural.com)

“Antonio Muñoz Molina (Úbeda, Jaén, 10 de enero de 1956) es un escritor español, académico de número de la Real Academia Española (1996) —donde ocupa el sillón U— y honorario de la Academia de Buenas Letras de Granada. En 2013 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

Estudió en las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA) durante la infancia, y luego bachillerato en el colegio salesiano Santo Domingo Savio y en el instituto San Juan de la Cruz de Úbeda. Siguió historia del arte en la Universidad de Granada y periodismo en la de Madrid. En los años ochenta se estableció en Granada, donde trabajó como funcionario y colaboró como columnista en el diario Ideal; su primer libro es una recopilación de esos artículos y aparece en 1984 con el título El Robinson urbano.

Su primera novela, Beatus ille, apareció en 1986, aunque se gestó durante varios años. En ella figura la ciudad imaginaria de Mágina, trasunto de su natal Úbeda que reaparecerá en otras obras suyas. Cuenta la historia de Minaya, un joven que regresa a Mágina para realizar una tesis doctoral sobre el poeta Jacinto Solana, muerto en la Guerra Civil, pero cuya apasionante vida le llevará a una serie de indagaciones que darán como resultado un final magistral.

(…)

En 1987 gana el Premio de la Crítica y el Nacional de Narrativa por El invierno en Lisboa y en 1991 el Planeta por El jinete polaco, novela por la que vuelve a obtener el Nacional de Narrativa al año siguiente. En 2007 es investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Jaén como reconocimiento a toda su obra.

Otras obras destacadas son El invierno en Lisboa (1987), Beltenebros (1989) una novela de amor, intriga y de bajos fondos en el Madrid de la posguerra con implicaciones políticas (Pilar Miró la llevaría al cine dos años más tarde con el mismo nombre); Los misterios de Madrid (1992) —publicada inicialmente como serial a capítulos en el diario El País, el título hace referencia al folletín decimonónico Los misterios de París, de Eugène Sue—; El dueño del secreto (1994); Plenilunio (1997), Ventanas de Manhattan (2004) o El viento de la luna (2006). En 2009 publicó La noche de los tiempos, un monumental trabajo que recrea el hundimiento de la Segunda República Española y el inicio de Guerra Civil Española a través de las peripecias de un arquitecto llamado Ignacio Abel.

En 1995 fue elegido miembro de la Real Academia Española (RAE) para ocupar el sillón u, y leyó su discurso de ingreso, Destierro y destiempo de Max Aub, un año después. Está casado con la también escritora Elvira Lindo y vive entre Madrid y Nueva York, donde dirigió el Instituto Cervantes.” (es.wikipedia.org)

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: