Yo, robot (Isaac Asimov)

13 10 2015

By Francisco J. Barral

Club Matinal

Entrega: 7 de octubre de 2015
Devolución: 4 de noviembre de 2015

Arrancamos la nueva temporada del Club, con literatura de ciencia-ficción. Este tipo de literatura se caracteriza por presentar problemas morales o sociales en relación con los adelantos técnicos o científicos. Y comprende toda una gama desde textos más científicos hasta la ficción, cercana incluso a la fantasía.

Si bien se ha podido considerar una rama menor de la literatura, ha sido debido a estar asociada a lanzamientos para masas, con lo que esto conlleva en cuento a la producción extensa de textos y el consecuente alejamiento en estas condiciones de muchos escritores de calidad, más que por las condiciones del género. Si bien ha contado con autores entusiastas que con gran maestría han producido gran obras en este campo.

Yo, Robot es una colección de relatos en los que se establecen y plantean los problemas de las tres leyes de la robótica que son un compendio fijo e imprescindible de moral aplicable a supuestos robots inteligentes. Los relatos plantean diferentes situaciones a las que tendrán que enfrentarse distintos especialistas en robótica y en las que se plantean paradojas e ingeniosos ejercicios intelectuales que indagan sobre la situación del hombre actual en el universo tecnológico. La protagonista de varias de las historias es Susan Calvin, experta en robopsicología.” (es.wikipedia.org)

Isaac Asimov ( Исаáк Ю́дович Ози́мов)

Isaac Asimov (ˈaɪzək ˈæzəməf; en ruso А́йзек Ази́мов —Áyzek Azímov—, nombre original: Исаáк Ю́дович Ози́мов —Isaak Yúdovich Ozímov—) (Petróvichi, RSFS de Rusia, 2 de enero de 1920Nueva York, Estados Unidos, 6 de abril de 1992) fue un escritor y bioquímico de origen ruso, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un prolífico autor de obras de ciencia ficción, historia y divulgación científica.

La obra más famosa de Asimov es la Saga de la Fundación, también conocida como Trilogía o Ciclo de Trántor, que forma parte de la serie del Imperio Galáctico y que más tarde combinó con su otra gran serie sobre los robots. También escribió obras de misterio y fantasía, así como una gran cantidad de textos de no ficción. En total, firmó más de 500 volúmenes y unas 9000 cartas o postales. Sus trabajos han sido publicados en 9 de las 10 categorías del Sistema Dewey de clasificación.(es.wikipedia.org)

Sus padres, Judah Asimov y Anna Rachel Berman, de origen judeoruso, se trasladaron a Nueva York el 11 de enero de 1923, cuando el autor tenía tres años.

Su infancia transcurrió en el barrio neoyorquino de Brooklyn, donde el joven Isaac aprendió por sí mismo a leer a la edad de cuatro o cinco años; cabe destacar que nunca aprendió ruso. La juventud del futuro escritor transcurrió entre los estudios y el trabajo en las distintas tiendas de golosinas que su padre regentaba en el barrio de Brooklyn. Fue entre esos estantes llenos de revistas donde el joven Asimov se encontró por primera vez con la ciencia ficción. Comenzó a escribir en su adolescencia temprana y, a los 19 años, empezó a publicar sus relatos de ciencia ficción en las revistas de ficción llamadas pulps.

Tenía tal miedo a volar que sólo viajó en avión dos veces en toda su vida, lo que le hizo pensar que podía padecer de acrofobia. Asimismo padecía claustrofilia, lo opuesto de la claustrofobia, es decir, le gustaban los lugares pequeños y cerrados.

Se graduó como bioquímico en la Universidad de Columbia en 1939. Al ser rechazado para ingresar en las escuelas de medicina de las universidades de Nueva York, regresó a Columbia y decidió hacer un postgrado de química, título que obtuvo en 1941.(…)“(es.wikipedia.org)

Isaac Asimov fue un humanista y un racionalista. No se oponía a las convicciones religiosas genuinas de los demás, pero se enfrentó a las supersticiones y a las creencias infundadas.

Asimov era un progresista en temas políticos y partidario del Partido Demócrata de los Estados Unidos. En una entrevista televisiva a principios de los setenta, respaldó públicamente a George McGovern. Se sintió muy desilusionado cuando vio las tácticas, que él consideraba irracionales, de los activistas progresistas desde finales de los años sesenta en adelante.“(es.wikipedia.org)

 

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

19 10 2015
fjbarral

Aunque hay una película con el mismo nombre, que obtuvo cierto éxito, al parecer sólo toma algunos elementos de las novelas de Asimov y la historia está basada en otras fuentes. Una manera de aprovechar la fama de este escritor y ciertos elementos de ambientación pero con un contenido diferente para darle más espectacularidad y acción:

Yo, robot (título original en inglés: I, Robot) es una película de ciencia ficción distópica producida en 2004, dirigida por Alex Proyas y protagonizada por Will Smith. Aunque se atribuye la historia a las Series de Robots de Isaac Asimov, que incluye una recopilación de cuentos del mismo nombre, Yo, robot, en realidad está basada en un guion de Jeff Vintar, titulado Hardwired.

Algunas ideas de Asimov acerca de los robots —la más importante, las Tres leyes de la robótica— fueron añadidas al guion de Vintar después de que los productores adquirieron los derechos sobre el título del libro. La película tiene también alguna semejanza con un cuento de ciencia ficción de 1939 (antes de Asimov), Yo, robot, de Eando Binder, que trata de un robot humanoide “inteligente”, quien es culpado por la muerte de su creador. Este relato tampoco está relacionado con los cuentos de Asimov.” (es.wikipedia.org)

19 10 2015
fjbarral

Pero es en otros ambientes más reposados,en los que el grupo “The Alan Parsons Project”, sí adaptó el libro de relatos de Asimov, y que es posible disfrutar en lenguaje musical:
I Robot es el segundo álbum del grupo inglés de rock The Alan Parsons Project, editado en 1977 por Arista Records. En este álbum conceptual, inspirado en el conjunto de relatos cortos Yo, Robot del escritor ruso-estadounidense Isaac Asimov, se utilizan extensivamente las nuevas capacidades del sintetizador Moog de los estudios de la EMI, sello que fuese pionero en el uso de tales facilidades en el disco debut del mismo grupo, Tales of Mystery and Imagination.
(…)
El álbum está basado en las historias de Isaac Asimov sobre robots. Woolfson realmente habló con Asimov, quien se mostró entusiasmado con la idea. Como ya se habían concedido los derechos a una empresa de televisión/cine, el título del álbum fue alterado ligeramente eliminando la coma, y el tema y las letras fueron hechas para tratar más genéricamente sobre robots en vez de específicas al universo Asimov.
” (es.wikipedia.org)

22 10 2015
fjbarral

Sobre robots… “Consiguen ‘crear’ fantasmas en un laboratorio:
Un equipo de investigadores suizos ha creado un robot con el que reproducir ilusiones fantasmales en nuestro cerebro. El trabajo será muy útil para el estudio en profundidad de la esquizofrenia.
” …
http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/consiguen-crear-fantasmas-en-un-laboratorio-881415362614

22 10 2015
fjbarral

Además, en el género de la ciencia-ficción existen muchos matices, muchas formas de entenderla, muchos mundos por descubrir y muchas situaciones a las que enfrentarnos.
A modo de muestra, el principio del segundo capítulo de “Crónicas marcianas” de Ray Bradbury:
YLLA
Tenían en el planeta Marte, a orillas de un mar seco, una casa de columnas de cristal, y todas las mañanas se podía ver a la señora K mientras comía la fruta dorada que brotaba de las paredes de cristal, o mientras limpiaba la casa con puñados de un polvo magnético que recogía la suciedad y luego se dispersaba en el viento cálido. A la tarde, cuando el mar fósil yacía inmóvil y tibio, y las viñas se erguían tiesamente en los patios, y en el distante y recogido pueblito marciano nadie salía a la calle, se podía ver al señor K en su cuarto, que leía un libro de metal con jeroglíficos en relieve, sobre los que pasaba suavemente la mano como quien toca el arpa. Y del libro, al contacto de los dedos, surgía un canto, una voz antigua y suave que hablaba del tiempo en que el mar bañaba las costas con vapores rojos y los hombres lanzaban al combate nubes de insectos metálicos y arañas eléctricas.
El señor K y su mujer vivían desde hacía ya veinte años a orillas del mar
muerto, en la misma casa en que habían vivido sus antepasados, y que giraba y seguía el curso del sol, como una flor, desde hacía diez siglos.
El señor K y su mujer no eran viejos. Tenían la tez clara, un poco parda, de casi todos los marcianos; los ojos amarillos y rasgados, las voces suaves y musicales.
En otro tiempo habían pintado cuadros con fuego químico, habían nadado en los canales, cuando corría por ellos el licor verde de las viñas y habían hablado hasta el amanecer, bajo los azules retratos fosforescentes, en la sala de las conversaciones.
Ahora no eran felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: