“El señor Ibrahim y las flores del corán” de Eric-Emmanuel Schmitt

12 05 2015

By Francisco J. Barral

Club Matinal

Entrega: 6 de mayo de 2015
Devolución: 20 de mayo de 2015

Se nos presenta en esta ocasión el acceso a una breve lectura (ya veremos si es extensa en contenido) que al parecer versa sobre creencias, sobre religión pero también de otras cosas: el crecimiento personal y la oportunidad de vivir.

En el París de los años sesenta, un muchacho judío de 13 años se hace amigo del tendero árabe de la calle Azul. Pero las apariencias siempre son engañosas: el Sr. Ibrahim, el tendero, no es árabe, la calle Azul no es azul y el muchacho puede no ser judío. Eric-Emmanuel Schmitt (1960) es el autor de teatro francés más  representado en Francia y en el extranjero. Sus obras se han estrenado en más de 30 países. Este breve relato, gran éxito teatral en Francia, es el segundo de la Trilogía de lo Invisible. Ha sido llevado al cine con actores como Omar Sharif e Isabelle Adjani.”  (www.casadellibro.com)

Eric-Emmanuel Schmitt es el autor de teatro vivo más representado en Francia. Su Trilogía de lo Invisible, recién publicada en España, habla del cristianismo, judaísmo, budismo e islam: Milarepa, Óscar y Mamie Rose y El señor Ibrahim y las flores del Corán.

(…)

Aunque el propio autor denominó estos libros Trilogía de lo Invisible (Editorial Obelisco), ahora los define como un ciclo. De hecho, el cuarto relato ha sido publicado en Francia y otros países. “Un ciclo que habla de las religiones”, afirma Schmitt, nacido en Lyón en 1960 y que se adentra por igual en el ensayo, la poesía, la novela o los musicales y que ha llevado al cine algunas de sus obras.

Milarepa trata del budismo; Oscar y Mamie Rose aborda el cristianismo, y El Señor Ibrahim y las flores del Corán, el judaísmo y el islam. (…) En principio, eran textos para el teatro: “La gente los leyó como pequeñas novelas, pero están hechos para decir en escena”, dice el autor.

Schmitt transita por conductas y filosofías llenas de sabiduría a través de sus personajes. Lo hace también contando historias de niños que pasan por situaciones difíciles. Óscar tiene leucemia y va a morir. Momó fue abandonado por sus progenitores y va a perder al padre adoptivo. Milarepa vive tragedias personales, como el asesinato de su padre. “Son situaciones dramáticas, pero, en cambio, estos niños tienen fuerza, ganas de vivir y se encuentran con seres especiales”, como una enfermera jubilada, un sufí o un maestro budista, “seres excéntricos que les ayudan a ser felices, porque la felicidad no consiste en ignorar el sufrimiento, sino en integrarlo”, dice.” (www.elpais.com)

Éric-Emmanuel Schmitt

“(Sainte-Foy-les-Lyon, 28 de marzo de 1960) Escritor y dramaturgo francés, nacionalizado belga en 2008.

Nacido de padres profesores de educación física, de origen alsaciano, superó las pruebas de acceso para la Escuela Superior de París, en la que estudió desde 1980 hasta 1985. Al terminar aprobó unas oposiciones de filosofía. Su tesis llevó por título ‘Diderot y la metafísica’.

(…) Eric-Emmanuel Schmitt fue un adolescente rebelde con ocasionales ataques de violencia. No obstante, según el propio autor, la filosofía lo habría llevado a aprender a ser él mismo y a sentirse libre.

Un día, su madre lo llevó a ver una representación de Cyrano de Bergerac con Jean Marais. El niño se emocionó hasta llorar, de forma que el teatro se convirtió a partir de ese momento en su pasión.

Así, el joven Éric se puso a escribir. Más tarde dirá: «A los dieciséis años comprendí, o decidí, que yo sería escritor y compuse, puse en escena y representé mis primeras obras en el Instituto». Con el fin de mejorar su estilo, se entrega con furia a distintos ejercicios de reescritura y remedo, en particular de Molière.

En la noche del 4 de febrero de 1989, durante una expedición al Sahara, tuvo una experiencia mística: el sentimiento de lo Absoluto se le reveló. Una frase ocupa todos sus pensamientos: «Todo está justificado». Esta conmoción le hizo superar el obstáculo para transitar hacia la escritura.

Sus obras de teatro le proporcionaron rápidamente éxito. Comenzó su carrera en la década de 1990. Obras como La noche de los Valognes ha sido representada en numerosos países y El visitante obtuvo un premio durante la Nuit des Molières 1994. En 1997, escribió Variaciones enigmáticas expresamente para actores de la talla de Alain Delon y Francis Huster. Federico o el bulevar del crimen se representó simultáneamente en Francia y en Alemania y Jean-Paul Belmondo hizo la puesta en escena original en el Teatro Marigny.

(…)

Empero, Schmitt no sólo ha cosechado éxitos con el teatro. En 2000, una novela sobre la historia de Jesucristo, El evangelio según Pilatos, fue un éxito de crítica y de ventas. Al año siguiente, publica otra novela sobre un personaje histórico sujeto a debate: en La parte del otro Adolf Hitler entra en la Escuela de Bellas Artes de Viena. El porvenir del mundo ha cambiado por completo. Asimismo, su obra El señor Ibrahim y las flores del Corán vendió en 2004 más de 250.000 ejemplares en Francia y 300.000 en Alemania.

Apasionado de la música, ha hecho incursión en la ópera traduciendo al francés dos obras de Mozart: Las bodas de Fígaro y Don Giovanni.

También en el cine ha hecho algún trabajo, como en el filme Odette Toulemonde (2006), con guion y dirección del autor francés, basada en la novela del mismo nombre. Reside en Bruselas desde 2002.”  (es.wikipedia.org)

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: