El disparo de argón

24 02 2015
El disparo de argón

El disparo de argón

Título: El disparo de argón
Autor: Juan Villoro

Club del Martes
Entrega: 24 de febrero, 2015
Devolución: 17 de marzo, 2015

Sinopsis: Dos temas articulan la sugerente trama de El disparo de argón: la mirada y la ciudad. Un espacio les sirve de vínculo: la clínica de ojos del doctor Suárez. El edificio levantado por Suárez pretende servir a la vista y a la visión, a la salud. Pero este ideal ocurre en un México donde el tráfico de órganos es una variante de la economía informal. Suárez no puede ser localizado; el gran profeta de la vista se ha vuelto invisible. Su discípulo Fernando Balmes debe buscar el hilo que lleve al maestro. Todo lo que pasa por sus ojos se somete al rigor del oftalmólogo hasta que algo nubla su horizonte: una mujer altera el cristal con que mira el mundo y una trama de sombras lo adentra en un país donde la urgencia no es curar los ojos sino venderlos

Anuncios

Acciones

Information

One response

23 03 2015
margaramirezmontesinos

El disparo de Argón.- Villoro. Comentario elaborado por el grupo de lectura
“Era de mañana pero no de día, un cielo cerrado, artificial. Las cosas aún no ganaban la espesura. Intuí a la bailarina en el escaparate, la zapatilla rosácea apuntando hacia el cristal, las pestañas sedosas, los párpados bajos ajenos a las sombras de la calle”. Éste es el primer párrafo de la novela, de difícil lectura en la que poco a poco el lector se va adaptando a la dificultad. La novela está enclavada en el bario de San Lorenzo, dentro de la ciudad de México. El escenario es una clínica de oftalmología corrupta en la que el tráfico internacional de corneas da pie a convertir la novela en una novela negra. Hay mucho más, es un barrio pobre, caótico que da pie a una crítica social.
La figura central es Suarez, discípulo de Barraquer, el perpetuo ausente y omnipresente, ¿el ojo de Dios?, y la dedicatoria del libro la constituye una frase de S. Buenaventura: El ojo que ve la luz juzga que no ve nada”.
Fernando Balmes, el protagonista, es un hombre aparentemente gris, el antihéroe, le van a nombrar jefe de la clínica, no es competitivo pero la situación le obliga. “En el momento en que me nombren me van a destripar”. Los fines de semana se aburre, el trabajo no le apasiona, nos recuerda al extranjero de Camus dentro de una corriente existencialista. Narrada la novela en primera persona, vemos la realidad a través de su mirada. Es un personaje asocial, solitario, aislado, ¿Serán todos paranoicos? Sus pensamientos son continuos pestañeos y parpadeos, y como tales sin un orden lógico, imágenes superpuestas con los recuerdos y el presente, a veces parecen collages pictóricos, son las teselas diversas de un mosaico, símiles y metáforas comprimidas, no carente la narración de un gran sentido del humor. Es la historia de un hombre abrumado por la soledad que busca encontrar su destino. “Un hombre recorre el desierto y al cabo de días infinito se encuentra un objeto brillante en la arena, lo recoge y al verse reflejado, dice; perdone no sabía que tenía dueño”, la historia de Balmes es la historia de un hombre que camina por el desierto de la vida, y trata de encontrar su propia identidad, aunque en principio no se reconoce en el espejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: