Pinocchio

25 11 2014

pinochoTítulo: Pinocchio

Autor: Winshluss

Entrega: 14 de noviembre de 2014

Devolución: 28 de noviembre de 2014

Sinopsis: Aventuras y desventuras de la célebre marioneta, revisadas y corregidas. La trama es en global la misma que la de la popular novela de Carlo Collodi, aunque ampliamente modernizada: Pinocchio es un autómata sin alma diseñado para la guerra, un caparazón metálico casi inerte que ni siente ni padece. Pepito Grillo es una cucaracha con serios problemas con el alcohol pero corre una suerte más envidiable que la de la novela original, ya que se trata de un okupa confortablemente alojado dentro de la caja craniana del pequeño robot en cuestión. Geppetto es un fabricante de armas que quiere dar el pelotazo. La ballena del cuento es un pez que ha mutado monstruosamente por culpa de unos residuos radiactivos vertidos al mar.

Orientación del monitor del Club de Lectura de Cómic y Novela Gráfica: Un cuento que todos asociamos con la iconografía que se encargó de fijar Walt Disney, es deconstruido en esta versión moderna.

Del autor, Vincent Paronaud, no sabemos mucho en nuestro país, más que fue uno de los responsables, junto a la autora original del cómic Marjane Satrapi, de la película Persépolis. Pero lo cierto es que Paronaud, que firma habitualmente como Winshluss es un autor de trayectoria, que el año pasado ganó el premio al mejor álbum de 2009 en la meca del cómic, el festival de Angouleme, en Francia, con esta obra.

En su Pinocchio, el autor acomete la titánica tarea de tomar la historia original de Carlo Collodi para insuflarle nueva vida y no darle concesiones al lector con versiones edulcoradas o infantiloides. La trama original sirve a Winshluss para acometer temas de actualidad: el militarismo, el poder totalitario, la contaminación global, la explotación infantil, la soledad… No se lo pone fácil al lector: es crudo, desagradable, innecesariamente explícito, pero ¿desde cuándo son los cuentos tradicionales de otra manera? La industria de Hollywood nos ha engañado haciéndonos creer lo contrario. Pero recordemos que, en sus respectivas versiones originales, Pinocho era ahorcado, la sirenita moría o el jorobado de Notre Dame se arrojaba desde lo alto de la catedral.

En cuanto al estilo, Paronaud juega con un estilo sucio, deudor del underground, pintado a mano, y que combina diferentes trazos según la parte de la historia: del color pasa a un sencillo blanco y negro más abocetado para contar lo que le ocurre a Pepito Cucaracha, trasunto del Pepito Grillo originario. Abundan también las ilustraciones a toda página, más cuidadas en su ejecución, que recuerdan a los libros de cuentos ilustrados. Si tenemos en cuenta que la obra sobrepasa las 180 páginas, entenderemos lo titánica de esta tarea.

Capítulo aparte merecen las vistosas ilustraciones a página completa que funcionan como un efectivo recurso narrativo y visual, convirtiendo a Pinocchio en una auténtica pieza de coleccionista.

GERARDO MACÍAS

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: