Excursión a Moguer 8-11-14

9 11 2014

Mercedes Orta

La mar de libros

Posiblemente mis expectativas eran escasas porque me pareció absolutamente fantástica. Fantástica en su verdadero sentido de fantasía, no solo en el habitual de maravilloso.

Cuando vi a aquel joven agraciado disfrazado de Juan Ramón, me dije “payaso tenemos”, pero desde sus primeras palabras tuve que “quitarme el sombrero” y calificar su trabajo de magnífico. Con enorme empatía y sencillez, completamente metido en su papel, me reconcilió con un personaje por el que no sentía una gran simpatía personal, tanto cuando abordaba sus facetas de neurasténico, como de conquistador, cuando reconocía haber hecho sufrir a su madre, no haber conseguido terminar una carrera, ni hacer feliz a Zenobia, cuando fue engañado apasionándose por un personaje inexistente como en los actuales chats, cuando despotricaba contra los vecinos ruidosos, su conocimiento de las plantas, su aislamiento, su melancolía, su dolor, su lirismo, sus rarezas, su amor por su pueblo, por los niños, las…

Ver la entrada original 141 palabras más

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: