La Carretera

18 02 2014
La Carretera

La Carretera

Título: La Carretera
Autor: Cormac McCarthy

Club del martes
Entrega: 18 de febrero, 2014
Devolución: 11 de marzo, 2014

Sinopsis: La carretera, novela galardonada con el premio Pulitzer 2007 y best seller literario del año en Estados Unidos, transcurre en la inmensidad del territorio norteamericano, un paisaje literalmente quemado por lo que parece haber sido un reciente holocausto nuclear. Un padre trata de salvar a su hijo emprendiendo un viaje con él. Rodeados de un paisaje baldío, amenazados por bandas de caníbales, empujando un carrito de la compra donde guardan sus escasas pertenencias, recorren los lugares donde el padre pasó una infancia recordada a veces en forma de breves bocetos del paraíso perdido, yavanzan hacia el sur, hacia el mar, huyendo de un frío «capaz de romper las rocas».

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

3 03 2014
Orta Mercedes

¿Será de esta manera como termine la actual civilización? Hay quien siente un anticipado terror al imaginarlo. Cormac McCarthy ha tratado de colocarse en esa situación y el resultado ha sido esta novela galardonada con el Pulitzer 2007. Nada ha escapado a su potente habilidad descriptiva, ninguna sensación.
El bello Planeta Azul aparece calcinado, no sabemos, _él mismo no lo sabe en sus protagonistas,_ si total o parcialmente. Y el hombre y el chico, sin nombre ni edad, caminan por él, tratando de alcanzar un lugar habitable. No ha quedado yerba verde, ni hormigas siquiera, con que alimentarse. Solamente las latas de conserva anteriores al cataclismo, que van encontrando. Ninguna de las cosas que acostumbramos usar tiene ya sentido, ni electrodomésticos ni medios de comunicación porque se advierte la vuelta al mundo en que la rueda, reflejada en ese carrito de que se valen para transportar sus pertenencias, y el fuego para calentarse, son los bienes más preciados.
El niño es, simbólicamente, el portador del fuego. Es también el que, de forma natural, conserva intacta su moral, su amor compasivo a los semejantes y a los animales supervivientes. Aunque se hayan convertido en un peligro para su propia vida. Necesita saber, sin dudas ni mentiras piadosas, que ellos son los buenos, que al final del camino hay una esperanza, y que su padre, aquejado de lo que parece ser una tuberculosis terminal, no va a morir antes de llegar a destino. Todo ello se refleja en los diálogos, sencillos porque la edad del chico no permite otra cosa, de frases cortas porque hasta el aliento hay que conservar, y aún así, impactantes.
El padre es el elemento protector; lo vive como única misión, como encomienda de su esposa, que se suicidó para evitar que un día pudiera ser violada y devorada por esos caníbales que pululan sin encontrar otro medio de vida.
Al iniciar el libro, me pareció que con un tercio de lo escrito era suficiente, y que se repetían en exceso palabras como ceniza, oscuridad, silencio, pero verdaderamente tiene la extensión justa para dejar una huella en el lector, obligándolo a leer durante días. No hubiera sido lo mismo un relato breve, que se terminara en una sesión.
También me pareció previsible, ya que es de suponer que, cuando van a morir de hambre, encuentren algo con qué alimentarse, como en esas películas infantiles que vemos con la tranquilidad de saber que el protagonista no morirá, por muchos peligros que corra. Y que el final ha de ser una puerta a la esperanza. No había otra forma de hacerlo y así hace terminar la obra, pero cuando ya los objetivos de dejar un recuerdo indeleble en el lector, están cumplidos.

6 03 2014
margaramirezmontesinos

La carretera.-Cormac Mc Carthy
Comentario elaborado por el grupo de los martes.
“Al despertar en el bosque en medio del frío y la oscuridad nocturnos había alargado la mano para tocar al niño que dormía a su lado. Noches más tenebrosas que las tinieblas y cada uno de los días más gris que el día anterior” Así comienza la novela. Protagonistas son dos anónimos, no se conocen sus respectivos nombres, sí se saben que son padre e hijo, el tercer protagonista es la inmensidad de un territorio norteamericano, un paisaje quemado por lo que parece haber sido por un reciente holocausto nuclear, la soledad. Recuerda la tierra quemada, la vida extinta de Pompeya tras la erupción del volcán Vesubio. Pero aquí quedan supervivientes “buenos y malos” como los denominaría el chico. Es la epopeya de la destrucción. Lenguaje hiperrealista dentro de un mundo de ciencia ficción, que no puede ser realista. El autor nos lleva a pasar frío y hambre y a una “oscuridad autista”. En medio de una relación entrañable, diálogos escuetos entre el hombre y el hijo. Sus papeles se van intercambiando y la relación de “protector- protegido, pasa a la de protegido- protector. A lo largo del viaje hacia el sur el chico pasa de la niñez a la adolescencia, es el portador del fuego prometeico, fuego que lleva en alma. No hay color en un paisaje desolado. Ceniciento, negro, de vez en cuando el rojo debilitado de las hogueras. La vida arrebatada de golpe, pocos sobrevivientes, algunos rezagados que luchan por la supervivencia. En algunos casos la solidaridad se extingue para dar lugar al canibalismo. Hay que destacar el encuentro con Ely, un viejo famélico que nos recuerda la literatura del absurdo: “nadie quiere estar aquí y nadie quiere marcharse”. ..Dios no existe y nosotros somos sus profetas…¿desaparecerán todos?, pregunta el hombre. Seguro que sí. Mejor para quién? Para todos.
Pero no todos desaparecen, queda el hijo, una pareja que lo acoge y una pistola. “La mujer a veces le hablaba de Dios. Él intentó hablar con Dios pero lo mejor era hablar con su padre y eso fue lo que hizo y no se olvidó “ ¿Serán los artífices de una nueva era esperanzada?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: