Marvel Comics en 1973

27 12 2013

as121Comenzamos el pequeño resumen del año 1973 con un suceso que cambiaría la forma de hacer cómics de superhéroes. Aquel año, The Amazing Spiderman seguía siendo de las series más vendidas de la casa, pero estaba entrando en una monotonía que preocupaba a Marvel. Por eso planearon matar a Gwen, la novia del héroe. Gerry Conway, guionista que había sucedido a Stan Lee pocos números antes, era consciente de la repercusión que tendría el tebeo y dio lo mejor de sí mismo para crear un clásico. La de Gwen fue la primera gran muerte del Universo Marvel, y con ella Peter Parker se hizo definitivamente adulto.

No sólo quedó afectada su faceta de superhéroe: por aquel entonces, The Amazing Spiderman era un cómic de superhéroes, pero también lo era de un grupo de amigos, una pandilla que ya había sido herida de muerte con la adicción de Harry a las drogas y que con el fallecimiento de Gwen quedaría marcada para siempre. Su asesino, el Duende Verde, causará también su propia muerte en The Amazing Spiderman nº 122, pero Spiderman nunca superó del todo la pérdida de Gwen Stacy, acontecimiento que puso fin a la Edad de Plata de los cómics de superhéroes, la cual había durado desde 1956 hasta 1973.

as122

Creada en 1965 por Stan Lee y Steve Ditko, Gwen Stacy se había ganado un hueco en el título y en el corazón de Peter Parker. En The Amazing Spider-Man nº 121, Gerry Conway y Gil Kane sorprendieron aquel verano del 73 con el Duende Verde lanzando desde puente Brooklyn a la novia de Spiderman. Aunque éste evitó con su telaraña que su amada cayera al mar, no pudo hacer nada por salvar su vida. Peter Parker se sintió culpable de la muerte de Gwen. Eso sí, el Duende Verde perdió la vida empalado accidentalmente por su propio planeador en el nº siguiente, The Amazing Spider-Man nº 122.

Esta historia estaba incluida también en el tomo que no pudimos leer en la primera edición del Club de Lectura. Algún día se subsanará este asunto cuando las circunstancias lo permitan, o eso esperamos.

A pesar de este dramático acontecimiento, 1973 fue un año en el que se vieron muchas caras nuevas en las portadas de los cómics Marvel. Primero fue el futurista Killraven, que tuvo su debut en Amazing Adventures vol. 2 nº 18. Creado por Roy Thomas y Neal Adams, se basaron en La Guerra de los Mundos de H.G. Wells para crear una Tierra apocalíptica en la que los marcianos invadían por segunda vez la Tierra en el año 2001 y la conquistaban. Jonathan Raven era el líder de un grupo de rebeldes que luchaba contra los invasores bajo el nombre de los Hombres Libres. La serie original tuvo 39 entregas y duró hasta 1976.

300px-Amazing_Adventures_Vol_2_18

Al hilo de la Blaxpoitation surgió Blade, un cazador de vampiros creado por Marv Wolfman y Gene Colan en The Tomb of Dracula nº 10 (Julio de 1973). El personaje pasó a ser coprotagonista en varias series de cómic, así como en una película y en series de televisión. El actor Wesley Snipes representó al cazador de vampiros a lo largo de la serie de películas, mientras que Kirk “Sticky Fingaz” Jones asumió el papel en la serie de televisión.

Aunque Pantera Negra no era un personaje novedoso debida a su frecuente presencia en los Cuatro Fantásticos y los Vengadores, sí lo fue que protagonizara su propio título. En septiembre de aquel año Don McGregor contaría en Jungle Action nº 6, una historia que se prolongaría durante trece entregas y que es considerada la primera novela gráfica de Marvel. Esta serie fue sin lugar a dudas la confirmación en el medio del cómic del movimiento social de la Blaxploitation.

300px-Jungle_Action_Vol_2_6

Marvel aprovechaba toda innovación cultural para ofrecer un nuevo cómic, y el cine era un tema muy suculento como para dejarlo escapar. Así apareció por primera vez Shang-Chi, maestro del kung fu, cuyas aventuras mezclaban el tono de las películas de James Bond y de Bruce Lee.

Creado por Steve Englehart y Jim Starlin, nuestro protagonista era el hijo del célebre villano Fu Manchu, personaje ideado por Sax Rohmer (al que Marvel ya no puede mencionar en sus cómics por problemas de derechos) y del que se rebelaba. En los cómics de Shang-Chi también aparecían el investigador inglés Sir Denis Nayland Smith junto a su acompañante, el doctor Petrie, enemigos habituales de Fu-Manchu.

Curiosamente, la Marvel de mediados de los años sesenta ya tenía dos supervillanos orientales que eran claros imitadores de Fu-Manchu: Garra Amarilla y El Mandarín. A éste último pudimos verlo versionado en la película Iron Man 3. Sin embargo, en 1973 se prefirió recurrir al auténtico Fu-Manchú.

Special_Marvel_Edition_Vol_1_15

Debutó en Special Marvel Edition nº 15, pero en abril de 1974 la serie cambió de título a The Hands of Shang-Chi: Master of Kung Fu. Su éxito fue casi inmediato y su recorrido editorial se prolongó hasta 125 entregas (junio de 1983) con autores como Doug Moench y Paul Gulacy.

El éxito de Shang-Chi contribuyó a que Marvel se animara a crear a Iron Fist, cuya colección más reciente estamos leyendo en el Club de Cómic y Novela Gráfica.

En septiembre salió Ghost Rider, donde Gary Friedrich contaba las aventuras del acróbata motorista Johnny Blaze, que para salvar la vida de su enfermizo padrastro hacía un trato con Mefisto. Éste le salvó de la enfermedad, pero lo mató en un accidente de moto. Además, unió el alma de Blaze a la del demonio Zarathos, lo que le permitía convertirse en un motorista esquelético y demoníaco que podía lanzar fuego infernal. Desde entonces, Johnny Blaze utilizó su maldición para luchar contra aquellos que hacían el mal.

Ghost_Rider_1

Curiosamente el título de Ghost Rider no era original, su origen se remonta a 1949 y daba nombre a un personaje ambientado en el Oeste que años más tarde terminó quedándose la propia Marvel, aunque pasó a llamarse Phantom Rider. A este personaje lo vimos en el cine interpretado por Nicolas Cage, en la primera película hay una versión de Phanton Rider.

En Ghost Rider nº 1 hace un pequeño cameo Daimon Hellstrom, hijo del mismísimo Satán, que se rebeló contra su padre y se volvió un defensor de la humanidad contra las artes arcanas. Sólo un mes después, este personaje consiguió un serial titulado “Hijo de Satán” que se publicó dentro de la serie Marvel Spotlight nº 12 al 24. Este serial fue muy polémico porque algunos lectores se oponían a las representaciones del Satanismo y el Wiccanismo como cusas del mal.

Volvemos momentáneamente a los años sesenta para recordar al Capitán Marvel, creado por el guionista Stan Lee y el dibujante Gene Colan en 1967, para aprovechar el nombre de Capitán Marvel, que debido a un pleito entre DC Comics (editora de Superman) y Fawcett Publications (cuyo Capitán Marvel pensaban en DC que era un plagio de Superman) estaba abandonado.

Marvel Spotlight 12

El nombre de “Capitán Marvel” había sido originalmente una marca registrada por la Fawcett Comics entre 1940 y 1953. Fawcett dejó de publicarlo, y su marca caducó. Aprovechando esto, Marvel estrenó su nuevo personaje y rápidamente se registró el nombre.

El personaje de Marvel debutó como protagonista en Marvel Super-Heroes nº 12 (diciembre de 1967), escrito por Stan Lee e ilustrado por Gene Colan. Poco después se le dio su propia serie, comenzando con Captain Marvel nº 1 (mayo de 1968), pero no tuvo éxito y el equipo creativo se renovó con Roy Thomas y Gil Kane en Captain Marvel nº 17 (octubre de 1969).

Se le dio un nuevo uniforme y mayores superpoderes. Además se le añadió el sidekick Rick Jones, que no podía coexistir en la misma realidad que Marvel, en un giro argumental que era homenaje al Capitán Marvel de Fawcett, que compartía su existencia con la de Billy Batson.

Captain_Marvel_Vol_1_25

El cambio, sin embargo, no tuvo éxito, y la serie se publicó de forma intermitente desde 1969. Fue cancelada inicialmente en Captain Marvel nº 21 (agosto de 1970), aunque el personaje apareció en la Guerra Kree-Skrull que comentábamos en el post anterior (desde junio 1971 hasta marzo 1972). La serie se reanudó en Captain Marvel nº 22 (septiembre de 1972).

Volvemos al motivo central de este post, ya que el año 1973 es muy importante para este personaje, puesto que entra en escena el guionista y dibujante Jim Starlin, que decide comenzar una renovación a partir de Captain Marvel nº 25 (marzo de 1973).

Un mes antes, en febrero de 1973, el mismo Jim Starlin creó en las páginas de Iron Man nº 55 a Mentor y a sus dos hijos, Eros y Thanos. Años más tarde, se reveló por retrocontinuidad que todos ellos pertenecían a la raza de Los Eternos, creados por Jack Kirby en 1976 basándose parcialmente en mitología griega, y vivían en Titán, en el anillo de Saturno.

Iron-Man-055-00

Thanos se convertiría en uno de los villanos más importantes del Universo Marvel, con presencia en el cine como se pudo ver en la escena post-créditos de Los Vengadores. Su nombre es una deformación del nombre del dios griego de la muerte no violenta, Tánatos.

Retrocedemos otro mes, Iron Man nº 54, publicado en enero de 1973, para hablar de la que se convertiría en Dragón Lunar: la pequeña Heather iba de viaje en un coche con sus padres y se cruzó con una nave de Thanos en misión de reconocimiento a la Tierra. Para evitar que ningún humano pudiese ver su nave y revelar su existencia, los tripulantes decidieron atacar al vehiculo de Heather y su familia. Mentor, que seguía de cerca las actividades de Thanos, registró de nuevo el coche, vio que la pequeña seguía con vida y se la llevó a Titán con la intención de convertirla en Madonna Celestial. En Titán, Heather creció como una sacerdotisa de la mente, llegando a ser la psíquica más poderosa de la colonia. Pero, en lugar de regresar a la Tierra, decidió quedarse en la luna de Saturno, lo que le impidió ser la Madonna.

howard duck

Con todos estos personajes expandiría Jim Starlin la rama cósmica del Universo Marvel, e incluso se llevaría las tramas a las páginas de otro de sus personajes fetiche: Warlock. Pero eso ya es otra historia…

Howard el Pato, creado por Steve Gerber y Val Mayerik, apareció por primera vez en diciembre de 1973, en Adventure into Fear nº 19, y posteriormente varias series se han encargado de relatar las desventuras de este pato antropomórfico malhumorado, que sufre por estar atrapado en una Tierra dominada por los humanos. También fue adaptado al cine en la película homónima de 1986.

En 1973, Marvel apostó también por un producto sin explorar: las revistas en blanco y negro. En 1972 se había publicado un número de Savage Tales, revista protagonizada por Conan el Bárbaro; pero la siguiente no se vio hasta 1973, y fue en 1974 cuando empezó a salir regularmente.

Crazy_Magazine,_first_issue

El número de títulos creció en poco tiempo, en 1973 salieron Dracula Lives, Vampire Tales y Tales of the Zombie. En ésta última se revivía al zombie creado por Bill Everett y Stan Lee en 1953. En el mismo año quisieron sacar una revista humorística que hiciese la competencia a MAD. Esta revista se llamó Crazy y en ella colaboraron escritores y humoristas gráficos y se publicó desde 1973 hasta 1983 con un total de 94 números regulares.

Durante los siguientes años, Marvel siguió sacando revistas en blanco y negro, como veremos en los próximos posts, pero en realidad fueron pocos los lectores que apreciaron la oportunidad de ver reproducciones a lápiz y tinta sin el adorno del color. Por otro lado, estas revistas no cumplieron la intención original de Marvel, que no era otra que la de ir más allá de las restricciones del Comics Code Authority en materia de sexo y violencia.

Hasta aquí ha llegado el pequeño resumen de la Marvel de 1973, nos leemos en el próximo post, dedicado a la Marvel de 1974.

GERARDO MACÍAS

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: