50 eróticos antes de Grey

7 02 2013
Centro de interés sobre literatura erótica

Centro de interés sobre literatura erótica

Cuando Grey (o mejor la autora británica E. L. James)  despertó la literatura erótica ya estaba allí… y es que a pesar de la censura a la que se ha visto sometida a lo largo de la historia, el género es tan antiguo como la literatura misma. Ya en Egipto se escribieron tratados sobre sexo y la literatura griega antigua cuenta entre sus páginas con importantes obras de este género de autores como Aristófanes o Luciano.
Desde El arte de amar de Ovidio pasando por el Kámasutra o Las mil y una noches, el Decamerón o El libro del buen amor ya en la Baja Edad Media son muchos los autores que han tratado el tema de manera más o menos explícita. A partir del siglo XVI y sobre todo del XVII proliferan los textos de contenido erótico e incluso pornográfico impresos principalmente en Amsterdam. También en el XVII se realizan las primeras incursiones en el tema de la sexología. Durante la Ilustración la pornografía literaria de generalizó entre la burguesía y el género erótico alcanzó su cumbre con las famosas obras del Marqués de Sade.
La novela de la autora británica ha alcanzado un notable éxito de ventas y es uno de los títulos más prestados en las bibliotecas, mientras que otros títulos del género de gran calidad literaria languidecen a la sombras del bestseller. Desde la Biblioteca Provincial de Huelva queremos reivindicar el género con una selección de títulos de la literatura erótica que puedes localizar en la planta baja de la biblioteca. ¡A disfrutarlos!

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

7 02 2013
Biblioteca P. de Huelva

En nuestra Biblioteca puedes encontrar algunos de los siguientes títulos que se pueden adscribir al género de literatura erótica
(Haz click aquí)

22 02 2013
fjbarral

En relación con la popular trilogía reconozco que no la he leído y mis comentarios sólo pretenden ser opiniones, sin ánimo de mayor crítica, no he profundizado sobre este asunto y sólo pretendo comentar generalidades, y quede mi mayor respeto posible hacia la forma de pensar y de vivir personal, son algunos hechos relativos a lo que podíamos considerar este fenómeno (de masas), lo que me motiva a efectuar estas apreciaciones.
Lo que me deja intrigado no es el misterio de los best-sellers, pensar primero cómo conseguir que una buena obra pueda venderse y aplicar esas técnicas para vender luego cualquier cosa … la gente se vuelve sensible y responde a las campañas como el caso del experimento de Pavlov o la musiquilla de las tragaperras: acción-reacción.
No es que esté en contra de la literatura erótica, no es que me asalte el pudor, no es que me vuelva tradicionalista y reclame los valores puramente familiares, en el caso de esta trilogía me asalta una impresión más profunda: me parece una invención, una tontería … ya que cuando se consigue que una trilogía de este tipo inunde los hogares, hasta los más conservadores, creo (y me permito el prejuicio) que es moda y no sólo literatura.
Pero es que en una vuelta de tuerca, no sólo ha tenido como consecuencia un aumento de “juguetes” sexuales sino también los de la marca oficial de la novela. ¡Sí! existe un kit oficial de la novela desde el básico al avanzado supongo, de los que parece que en nuestra España se han vendido ya 20.000, más que algunos buenos libros (como puede leerse en esta noticia http://www.huffingtonpost.es/2013/02/12/de-la-lectura-de-50-sombr_n_2596771.html?utm_hp_ref=spain#slide=2123892). Al parecer no basta un látigo cualquiera … parece que se prefiere el de la marca.
Menos mal que también salen al paso en este tema algunos especialistas, y en la misma noticia avisan: “Por otro lado, la mayoría de los habituales en el ambiente, dudan de que la popularidad sea buena. Todos los asistentes consultados de una fiesta BDSM el pasado 9 de febrero en Madrid aseguraban que para someter y ser sometido hay que conocer bien los límites, las normas y los riesgos. (…)
No critico la ya famosa trilogía porque no la he leído (como ya he dicho) y no voy a leerla para opinar … con lo que se ve alrededor creo que es suficiente. Aunque respeto la literatura definida como erótica que sea literatura, la verdad es que prefiero leer literatura en la que se mezclen diversos temas y no me gusta ponerles tantas etiquetas para clasificarla.
Espero que no saquen un kit básico de cowboy, asesino o francotirador. Porque al parecer todo vende y lo importante es vender, por lo menos para algunos.
En cuanto a la selección elaborada por la Biblioteca no dudo que incluye títulos interesantes, por lo que en este caso seguramente sí lea alguno de lo libros propuestos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: