Emoticonos :-)

4 12 2012

By Francisco J. Barral

Debemos considerar el contexto como un aspecto importante de la comunicación, de forma que en multitud de ocasiones: nuestro tono de voz, movimientos, posturas, comportamiento, gestos y otros aspectos, constituyen una parte importante de la comunicación (especialmente en el lenguaje coloquial), en la medida que la intención matice la información suministrada por las palabras. Además, constituye una personalización del lenguaje, que favorece nuestra expresividad y consigue mejorar la pertenencia a grupos sociales en función de los “guiños” o sobreentendidos que se encuentren en nuestra forma de comunicarnos, en la medida que este código sea conocido por personas allegadas.

Con el comienzo del uso de las comunicaciones a distancia, especialmente en los inicios de la informática, por las dos razones expuestas, los científicos (que eran los que tenían acceso a estas herramientas), o al menos algunos de ellos comenzaron a necesitar expresar estados de ánimo en sus mensajes técnicos o personales, y teniendo en cuenta las limitaciones gráficas existentes (la transmisión era en modo texto), se fueros adoptando unos códigos que permitieron comunicar estados de ánimo y establecer matices (ironía, broma, enfado y otros), ante un simple texto.

El National Telegraphic Review and Operators Guide en abril de 1857 documentó el uso del número 73 en Código morse para expresar “amor y besos” (luego reducido al mensaje más formal “los mejores deseos”).” El código morse referido sería con puntos y rayas: — — · · ·· · · — —

El 30 de marzo de 1881 la revista satírica estadounidense Puck publicó cuatro emoticonos tipográficos. En 1912 Ambrose Bierce propuso “una mejoría en la puntuación; el punto de risa: se escribe así \___/! y presenta una boca sonriendo. Es adjuntado, con la vista completa, (o el signo de exclamación que luego utilizaría Bierce) para cada frase jocosa o irónica”. El 19 de septiembre de 1982, el científico del cómputo estadounidense Scott Fahlman propuso el uso de la secuencia de caracteres 🙂 en el asunto de un mensaje para indicar que el comentario contenía una broma, en respuesta a la sugerencia de Neil Swartz de usar (*) con el mismo fin.

Su uso se restringía al correo electrónico y chat, principalmente. Con los avances en la resolución gráfica se fueron abandonando. Pero con el surgimiento de las redes sociales, se recuperó aunque enseguida se fueron sustituyendo por iconos, que posibilitaban una gama más amplia de efectos y mayor diversidad … aunque manteniendo la forma de uso de los primeros tiempos, lo que es lógico ya que su uso era perfectamente válido.

Para ver las representaciones mediante el texto, basta con inclinar la cabeza hacia la izquierda o girar el símbolo hacia la derecha (aunque a veces se representa al contrario). Algunos símbolos habituales son (se pueden encontrar muchos tipos, por ejemplo en wikipedia, de donde se han obtenido los comentarios históricos marcados en cursiva podemos encontrar más, http://es.wikipedia.org/wiki/Emoticono#Historia), estos sencillos símbolos que pueden llegar a tener una gran carga comunicativa:

🙂     🙂      para sonrisa

😀    😀      XD      para risa o carcajadas.

😉      😉     para guiño

:-O     :O     =o     Susto o asombrado

😛     😛    saca la lengua, descarado (como el de la taza de la imagen de arriba)

@:-b     mujer con moño

B-)     B)     con gafas

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

11 12 2012
María Pacheco

Magnífico Francisco tu comentario, sobre todo muy importante el primer párrafo del artículo. Bien es verdad, que nuestros gestos, tonos de voz, proporcionan mucha información de nosotros mismos, y la informacion es un poder. Curioso es ver como hasta las caras de las personas se transfiguran con el tiempo, y no lo digo por la edad, sino por otras cuestiones.

Saludos.María..

12 12 2012
fjbarral

Gracias, María.
Supongo que te refieres a cómo nos vamos cargando de preocupaciones y al mismo tiempo que de cierta inexpresividad. 😉
Los aspectos relativos al lenguaje de los gestos que refuerzan y matizan lo que decimos, es que muchas veces decimos más a través de ellos que por nuestras palabras, muestran más nuestras intenciones.
Sin embargo no habría que tomar este aspecto como el canal principal de información, creo que puede ser algo errático, sino como matices importantes de la misma.
Un saludo, 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: