La nieta del Sr. Linh

19 05 2010

La nieta del Sr. Linh

Título: La nieta del Sr. Linh
Autor: Philippe Claudel

Club del miércoles
Entrega:
19 de mayo de 2010
Devolución: 9 de junio de 2010

Club del martes
Entrega:
17 de mayo de 2010
Devolución: 7 de junio de 2010

Consulta la guía de lectura que ha elaborado la Biblioteca

Sinopsis: Philippe Caudel, nos narra en este pequeño relato la historia de un anciano que se ve obligado a dejar su país natal, donde por causa de la guerra lo ha perdido todo menos a su nieta, la pequeña Sang Diu. Llegará a un país desconocido donde no conoce a nadie, ni su idioma, ni su cultura.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

29 05 2010
lol

Esta novela es para mi, un canto al abuelo. Desde que empiezas a leerla te ves inmerso en la relación tan tierna que tiene ese abuelo tan especial. Me ha encantado

8 06 2011
marga ramírez-montesinos

Comentario elaborado por el grupo de los martes.-La obra es un alegato antibélico, un poema de desolación, soledad, nostalgia y amor. Una mañana de noviembre, tras un penoso viaje en barco, un anciano desembarca en un país extraño, no conoce a nadie y cuya lengua ignora. En un banco de un parque conoce al señor Bark. “Gracias al señor Bark, (pura humanidad), el nuevo país tiene un rostro, una forma de andar, un peso una cansancio y una sonrisa, y también un olor, el del humo de sus cigarrillos”. Estrechamente unidos ambos por el dolor, los recuerdos de un pasado que no volverá, la obra rezuma nostalgia. A Bark le resulta imposible borrar de su memoria el haber sido vencedor en su juventud de una guerra (¿Vietnam?) que ha destrozado el país del señor Linh. La escena en la que los dos están sentados en un banco del parque, rememora la escena del canto 24 de la Iliada (Homero) en la que Príamo, en este caso el señor Linh, besa la mano de Aquiles, el señor Bark, mano que ha matado a tantos y tantos de sus hijos, en especial a Hector, y a tantos guerreros de su reino de Troya. Ignorando sus respectivas lenguas, sus lazos de comunicación son”Buenos días”, una canción reiterativa del señor Linh, como bálsamo que le apacigua el alma, dos fotografías y el regalo de Bark a la nieta. A lo largo de una prosa sencilla sembrada de metáforas a cual más bella, el lector se funde con el autor. Al lector se le va despertando una intriga gradual magníficamente dosificada sobre la identidad de la nieta hasta llegar al sorprendente e inesperado final. Hay una esperanza de paz y amor, no entre los pueblos sino entre los individuos ejemplificada por la solidaria y estrecha amistad entre ambos protagonistas.,

8 06 2011
marga ramírez-montesinos

La conjura de los necios. John Kennedy Toole

Comentario elaborado por todo el grupo.
Es una sátira despiadada hacia la sociedad norte americana de la época. Hay ecos del mayo francés del 68. Caricaturas disparatadas de individuos y sociedades que existen con un trasfondo real. Se podría enmarcar esta obra dentro de lo tragicómico. Serio lo que hay de trasfondo, pero cómica la descripción.
Es una galería de la corrupción en el mundo empresarial, político, religioso, social y psicoanalítico.
“Aún así, dice Ignatius, el protagonista, escuché el consejo de mi cerebro. Se me ofrecía la oportunidad de salvar al mundo a través de la degeneración”. Y por su mirada observadora pasan los personajes secundarios tan exóticos como los hermanos Marx, o el mundo estrambótico de “Los viajes de Gulliver”. Darlene la trispeaseuse de la cacatúa, Jones el portero de “Noche de Alegría”, Mancuso policía incompetente, Myrna Minkoff, la estudiante contestataria.
No hay nada normal, todo resulta absurdo empezando por las relaciones extrañamente edipianas de madre-hijo.
Parece una bajada a los infiernos, como en el Buscón de Quevedo. Repleto de bellas metáforas y alegorías: “El público lector más atento y despierto se beneficiará de mi relato de ese descenso abismal por los pantanos camino de la estación interna del último horror… “
El descreimiento y la concepción cínica del autor acerca de una mejora de la sociedad y de la época culmina en la carta de Mirna a Ignatius: ¿Qué ha sido del partido del Derecho Divino? Yo tenía ya varias personas dispuestas a entrar en él. No sé si aceptaran entrar en este asunto de los sodomitas, aunque, por otra parte, podrían utilizar este partido sodomita para frenar a los fascistas radicales”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: