Préstamo de e-books en la biblioteca

9 03 2010

Muchas bibliotecas extranjeras y algunas españolas ya vienen ofreciendo un servicio de préstamo de libros electrónicos a sus usuarios. Esta situación es ya habitual en las bibliotecas públicas norteamericanas y en las del Reino Unido.

Cuando se habla de préstamo de e-books en bibliotecas se pueden dar dos modalidades:

  • El préstamo del e-reader (el aparato de lectura)
  • El préstamo del e-book (el libro en soporte electrónico, propiamente dicho) vía online.

1º) En el primer caso, la biblioteca presta a sus usuarios un dispositivo de lectura (e-reader, o lector de libros electrónicos). Se trata en definitiva de un servicio de consulta y de préstamo de estos aparatos, de la misma manera que ya es habitual el servicio de préstamo de ordenadores portátiles.

2º) Pero igual de interesante es el nuevo tipo de servicio que se está implantando en algunos de esos países. La biblioteca pública, a través de su catálogo automatizado en Internet, oferta una creciente colección de libros en soporte electrónico (e-books), que se pueden leer y descargar a través de una amplia variedad de dispositivos de lectura (iPods, smartphones, ordenadores, o e-readers).

Libros electrónicos accesibles a través del catálogo de la biblioteca pública de Nueva York

¿Cómo funciona este innovador servicio?
Los socios de la biblioteca con su clave de acceso tienen la posibilidad de acceder a la colección digital de la biblioteca, pudiendo descargar en préstamo cualquier titulo disponible a través del catálogo en línea y durante un periodo de tiempo determinado.

En las bibliotecas del Reino Unido, por ejemplo, los préstamos de libros electrónicos tienen un límite de 14 días; es decir, que una vez que los descarguemos, sólo están presentes durante ese tiempo, ya que llegada la fecha del fin del préstamo, éstos se borrarán automáticamente del ordenador del usuario, o del dispositivo de lectura seleccionado.

Ventajas: el usario no tiene que desplazarse a la biblioteca para poder coger el libro en prestamo, puede hacerlo desde cualquier lugar que tenga conexión con internet, y tampoco tiene que ir a devolverlo, y por lo tanto no se le sanciona.

Inconvenientes: Se pierde al lector presencial, al usuario que visita la biblioteca concebida ésta como lugar de encuentro. El hecho de que servicios bibliotecarios, como el de préstamo, puedan ser llevados a cabo sin que el usuario esté físicamente en la biblioteca, derivará en una merma en el número de visitas.

La pregunta que tenemos que hacernos es: ¿Ha aumentado el número de lectores en aquellos países en los que se ha implantado esta nueva tecnología? La respuesta parece ser que sí. En las bibliotecas que han implantado estos sistemas se ha aumentado considerablemente el número de préstamos. El lector habitual de toda la vida tan sólo tiene que ser consciente de las ventajas de uno u otro modelo, pero también hay que tener en cuenta que todas estas nuevas tecnologías son moneda corriente entre las generaciones más jóvenes que se sienten atraídas por el uso de nuevos aparatos.

Ejemplos destacados
En las universidades españolas ya viene siendo habitual ambos servicios. Son muchas las universidades que han empezado a invertir en la adquisición de lectores de libros electrónicos. Si bien el perfil de contenidos de estos e-books universitarios son los recursos científicos destinados a la docencia y a la investigación que son los que más precisan sus usuarios: bases de datos y revistas electrónicas especializadas.

En el campo de las bibliotecas públicas destacaríamos, por su volumen, el caso de la biblioteca pública de Nueva York, que ofrece a través de su catálogo una colección de más de 19.000 digitales; pocos todavía si los comparamos con los 860.590 libros impresos que atesora entre sus estanterías. En este proyecto, denominado eNYPL o e-library, se integran eBooks, Audiolibros, Juegos, y otros soportes en función de una gran variedad de dispositivos. Cuenta con un catálogo muy visual, en el que lo que primero que visualizamos son las últimas portadas de libros incorporados a su colección de libros digitales. Desde esta página podemos acceder al préstamo o a la reserva del ejemplar si no estuviera disponible, ya que se permite un número limitado de usos (en torno a 2, 3, 10). El préstamo tiene una duración de 21 días (que parece el tiempo estándar de préstamo) al cabo de este tiempo el DRM (Gestor de derechos digitales) se encarga de impedir que vuelva a poder ser leído.

En nuestro país, la biblioteca municipal de Don Benito en Badajoz fue la pionera en adquirir libros electrónicos portátiles para el uso entre sus usuarios. El usuario se lleva a su domicilio el aparato de lectura (han optado por la marca española Papyre), pero en este caso debe seleccionar para llevarse en préstamo sólo una obra de entre un catálogo de más de 500 títulos disponibles. Suelen descargarse obras clásicas que ya no tienen derechos de autor y que por lo tanto son gratuitos, o bien obras descargadas de bibliotecas digitales como la del Proyecto Gutenberg. El préstamo de estos dispositivos de lectura se asemeja al préstamo de cualquier libro en papel, incluso hay sanción si se retrasa en la devolución.

Préstamo de lectores de libros electrónicos en la biblioteca de Don Benito

En la Biblioteca Provincial de Huelva hemos optado por el modelo de biblioteca virtual de libros elecrónicos accesibles a través de Internet. Gracias a una licencia costeada por la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria ofrecemos acceso al recurso electrónico Tumblebooks que comercializa una empresa canadiense y que es un recurso muy  utilizado por bibliotecas norteamericanas. Este recurso Web, está enfocado al usuario infantil y juvenil y presenta una amplia de colección de libros electrónicos y parlantes, audio-books, y juegos online a los que se accede de manera gratuita por medio de un enlace personalizado que tenemos en nuestra página web. Este enlace nos permite controlar el nº de visitas y libros descargados o visualizados. A mi modo de ver, sus grandes ventajas son para el aprendizaje de idiomas, y también el hecho de que esta colección está enfocada a un sector de la población ya consumidor  habitual de información en este tipo de soportes.

Biblioteca Tumblebooks

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez ha puesto en marcha el proyecto “Territorio e-book”, en la biblioteca municipal de Peñaranda de Bracamonte, un municipio salmantino con una población de 6.800 habitantes. Por el momento el préstamo será sólo de libros digitales, pero en un futuro se proyecta también realizar el préstamo de dispositivos lectores. Este proyecto de investigación se ha concretado en la elaboración de completo informe sobre la repercusión de su uso entre un grupo de estudio, en el que participaron 12 bibliotecarios, 40 socios mayores de 55 años y que se ampliará al público infantil y juvenil, además de padres de familia. Dossier informativo “Territorio e-book” (6.83 Mb)

María, socia de la biblioteca pública de Peñaranda de Bracamonte, lee un libro digital. Foto: David Arranz

A partir del 15 de marzo la Generalitat de Catalunya va a introducir un total de 28 aparatos lectores de libros electrónicos con 249 obras en catalán, español e inglés en 19 bibliotecas del Sistema de Lectura Pública de Cataluña y en la Biblioteca de Cataluña. El objetivo de esta iniciativa es introducir esta nueva tecnología en las bibliotecas públicas y evaluar su aceptación por parte de los usuarios, ya que podrán retirarlos en préstamo durante 15 días, y una vez devueltos se le solicitarán que respondan a una breve encuesta donde se les preguntará su opinión sobre el uso de este nuevo formato, y de este modo se podrá definir la mejor manera de incorporar los libros electrónicos en las bibliotecas. Estos dispositivos van a permitir el acceso a 110 obras en catalán de la Editorial Edi.cat, 92 obras en español y 47 obras en inglés. Los títulos en español e inglés corresponden a libros clásicos de dominio público, libres de derechos. También se está trabajando en una plataforma tecnológica que permita la descarga directa de libros electrónicos desde la web de las bibliotecas en régimen de préstamo.

e-books en las bibliotecas catalanas (Fuente: http://www.flickr.com/photos/40115459@N08/)

Las claves del éxito del libro electrónico
Un libro editado en formato electrónico es más barato que editarlo en papel, elimina problemas de espacio y, pese a que muchos lectores de toda la vida se muestran reticentes, son más cómodos y manejables que un libro tradicional. Y es que estos aparatos conllevan una serie de interesantes prestaciones incorporadas: aumento del tamaño de letra para las personas con dificultades de visión, capacidad de rastreos y búsquedas en el texto, o de anotaciones personales marginales. Gracias a la tecnología de la tinta electrónica, que entre otras ventajas permite una lectura sin reflejos desde cualquier ángulo de visión, consumen poco y, como no requieren retroiluminación, no cansan más la vista de lo que lo haría un libro normal.

Además incorporan un mecanismo de seguridad  (denominado DRM, Gestión de Derechos Digitales) que impide que se puedan copiar, imprimir y en algunos casos compartir. Ese algoritmo anticopia tan solo permite que un libro solamente pueda ser usado por un número restringido de usuarios (de uno a cinco, dependiendo del título). Aunque bien es verdad que ya han aparecido métodos para eludirlo.

Los dispositivos de lectura
Por su parte los artilugios que nos permiten la lectura de los libros en formato electrónico van creciendo en cuota de mercado y ya se han convertido en todo un fenómeno social en países como Estados Unidos. En la actualidad son muchos los modelos que podemos encontrar.

Kindle

Los más populares son: el Kindle de Amazon, el Reader de Sony, el Nook de Barnes & Nobles (esta última es una afamada cadena de librerías norteamericana pero que ha empezado a basar su modelo de negocio, al igual que Amazon, en el comercio online), o el Papyre que comercializa la empresa española Grammata. Cada uno de ellos presenta sus pequeñas diferencias en lo que se refiere a precios y prestaciones. Algunos de estos aparatos han optado por sistemas propietarios y otros por sistemas interoperables, esto es, que sus ficheros pueden descargarse y leerse a su vez en diferentes dispositivos. Además, todos vienen de fábrica con una nutrida colección de libros en formato electrónico para que puedan ser leídos a través del propio aparato de lectura. La mayoría de los títulos que componen estas bibliotecas “prêt-à-porter”, son ediciones de clásicos y obras literarias no sujetas a derechos de propiedad intelectual.

Nook

El último grito en el mercado es el Nook, el lector de libros electrónicos de la cadena de librerías Barnes & Noble. Su característica más destacable es que presenta una doble pantalla: arriba una grande de 6 pulgadas donde visualizamos el libro que estamos leyendo y abajo una pequeña pantalla táctil en color de 3.5. Este añadido, pese a tratarse sólo de un primer paso hacia la incorporación del color, permite al usuario del e-reader navegar por las portadas de los libros deslizando el dedo en la pantalla, así como seleccionar el deseado pulsando sobre él.
Nook es el primer lector de ebooks en combinar la tecnología de WiFi, que permite usar gratuitamente las redes de Barnes & Noble de todo norteamérica; y 3G, por lo que se puede descargar libros y actualizar las novedades en cualquier momento y lugar. Esta cadena de librerías cuenta con una base de datos de más de un millón de títulos (superior a la de Amazon), de los cuales 500.000 pueden ser descargados gratuitamente. Todos estos libros son compatibles con la mayoría de los equipos electrónicos de uso generalizado, así como con los llamados teléfonos inteligentes, como el iPhone de Apple o los terminales de Blackberry. Otras de las cosas interesantes o atractivas del Nook es que le permite a los usuarios prestarle los libros a sus amigos hasta por 14 días. El único inconveniente es que, por el momento, no se encuentra disponible en España.

Reflexión final
Como colofón, y como una imagen vale más que mil palabras, os invitamos a visionar el siguiente video en Youtube en el que se reflejan las diferentes opiniones que nos ofrecen diversos protagonistas directamente relacionados con el futuro del libro:

Qué os parece que ofrezcamos, dentro del programa Andalucía Compromiso Digital que se quiere implantar en nuestra biblioteca, una serie acompañamientos digitales para adiestrarnos en el uso de estos nuevos dispositivos.

Anuncios

Acciones

Information

11 responses

9 03 2010
María Pacheco

Yo tengo uno y es un formato que tiene sus ventajas, pues la cantidad de libros que insertas es impresionante, y la comodidad de llevarlo a cualquier parte sin que te pese. Me da igual el libro de papel que el e-book, no tengo preferencias por alguno de los dos.

Pero comprendo que hay personas que de momento, son reticentes a los nuevos métodos y es comprensible. Para mí el libro electrónico es muy cómodo, puedo estar combinando varias lecturas y en casa te ocupa nada de sitio.

Creo que es una ventaja, sin duda alguna. Aunque no quita el seguir comprando en papel los libros que más nos interesan( los de lujo).

Un saludo.

U

10 03 2010
Henry Odell

Excelente repaso del “estado de la cuestión”. Vuestra propuesta de ofrecer “acompañamientos digitales” me parece muy buena.
Este nuevo concepto de “uso digital” de las bibliotecas tiene también amplias posibilidades de conexión con la tarea realizada por los maestros en las escuelas, además de ampliar el radio de acción de la biblioteca más allá de su entorno físico. Será un proceso más o menos rápido, pero inexorable.
Saludos y adelante!

10 03 2010
Antonio Gómez

Gracias por tu reconocimiento. Te confieso que es un placer trabajar en una biblioteca pública y tener la posibilidad de poner en marcha todas estas iniciativas

11 03 2010
Ascensión Corral

Muy bueno vuestro repaso al libro electrónico, me ha resuelto muchas dudas que tenia. Gracias. Enhorabuena a la Biblioteca Provincial de Huelva, cada vez que veo una noticia vuestra me sorprende gratamente.

Un saludo

12 03 2010
Silvia

Gracias por el estupendo resumen. Yo tengo un booq y estoy encantada con poder llevarlo en el bolso sin dejarme la espalda en el intento de leer todos los días en el transporte público.

La única pega que le veía es que, como buena bibliotecaria que soy, soy usuaria de bibliotecas públicas, y no me gusta descargarme cosas ilegales, así que pensaba en si tendría que resignarme a leer solo clásicos (que en cualquier caso me apetece mucho) o a comprar los libros electrónicos… pero veo que hay más opciones, así que estoy tan contenta con mi bichito.

Un saludo!!

15 03 2010
vogel

Hola a todos, yo también soy bibliotecario y nosotros vamos a permitir el prestamo de ebooks (tal como hace la biblioteca pública de New York) con el software odilotk library de la empresa informatica 3000 (no estoy seguro del nombre de la empresa), estamos haciendo pruebas y la verdad que el servicio de prestamos es muy interesante.

Un saludo

21 04 2010
Leer está de moda « La mar de libros

[…] está de moda 21 04 2010 Hace un tiempo analizábamos en este blog el papel de los libros electrónicos y su todavía incipiente introducción en las bibliotecas públicas, tanto extranjeras como […]

18 11 2010
Biblioteca P. de Huelva

El 17 de noviembre de 2011 la Biblioteca Provincial fue invitada a participar en la Mesa Redonda “El libro electrónico y su incidencia en las bibliotecas públicas municipales” organizada dentro del V SEMINARIO BIBLIOTECA Y MUNICIPIO organizado por la FAMP http://cort.as/0O43

En breve estará disponible la presentación en powert point con una actualización sobre los datos que ofrecíamos sobre cuál es el grado de introducción de los libros electrónicos en las bibliotecas públicas españolas

La jornada fue seguida desde Twiter con el hastag #FAMP http://twitter.com/search?q=%23FAMP

15 09 2011
Mario

Felicidades por el artículo. Tengo una duda: ¿el número limitado de préstamos se refiere a que sean prestados a varios usuarios simultaneamente? Quiero decir ¿cuántas copias pueden ser prestadas simultaneamente?

15 09 2011
Biblioteca P. de Huelva

Estimado Mario:
Sobre este mismo tema te recomendamos también la lectura de otros dos artículos que hemos publicado con posterioridad y que recogen información más actualizada.
https://lamardelibros.wordpress.com/2010/11/29/el-libro-electronico-en-las-bibliotecas-publicas-espanolas-estado-de-la-cuestion/
https://lamardelibros.wordpress.com/2011/04/25/el-e-book-y-el-futuro-del-libro-y-las-bibliotecas/

(Si quieres profundizar sobre el tema te aconsejamos que visualices las presentaciones en power-point)

Pensamos que las bibliotecas públicas, de cara al futuro, tienen que posicionarse y apostar por este tipo de servicios, pero las bibliotecas españolas todavía nos encontramos bastante alejadas de lo que ya viene siendo usual en las norteamericanas, como el ejemplo citado de la Biblioteca Pública de Nueva York.

En cuanto a la limitación en el nº de préstamos concurrentes de un mismo título en formato digital, que es la pregunta que nos formulas, dependerá del nº de licencias que compre la biblioteca. Si consultas y navegas en el catalogo online de la New York Public Library podrás constatar perfectamente lo que te comentamos: http://ebooks.nypl.org/

En definitiva, este nuevo horizonte del préstamo de libros en formato electrónico se asemeja bastante al caso de los libros en papel; ya que la biblioteca puede comprar una sola copia del último betseller, o varios ejemplares del mismo título para satisfacer las demandas de los usuarios

Esperamos haber respondido a tus preguntas.

16 09 2011
Mario

Muchísimas garcias por la extensa respuesta. Me ha sido muy útil para conocer el estado de la cuestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: