Las bicicletas son para el verano

4 02 2010

Las bicicletas son para el verano

Título: Las bicicletas son para el verano
Autor: Fernando Fernán Gómez

Club de lectura del jueves
Entrega:
4 de febrero de 2010
Devolución: 25 de febrero de 2010

Club de lectura del martes
Entrega: 16 de marzo de 2010
Devolución: 6 de abril de 2010

Consulta la guía de lectura que ha elaborado la Biblioteca

Sinopsis: En el verano de 1936 estalla la Guerra Civil. En la ciudad de Madrid, la familia formada por don Luis, su esposa Dolores y sus hijos, Manolita y Luisito, comparten la cotidianidad de la guerra con la criada y los vecinos de la finca. Luisito, a pesar de haber sido suspendido, quiere que su padre le compre una bicicleta. Pero la situación va a obligar a postergar la compra. Y el retraso, como la propia guerra, durará mucho más de lo esperado. Obra de teatro que fue llevada al cine por Jaime Chavarri y en la que el dramaturgo pone ante nuestros ojos las repercusiones de la guerra en la vida cotidiana de sus personajes.

Anuncios

Acciones

Information

8 responses

18 02 2010
María Pacheco

Ni que decir tiene lo entrañable que es la obra de D

18 02 2010
María Pacheco

Perdónen, pero he tenido un fallo con mi comentario. Decir que la obra es extremedamente entrañable, como tiernos son todos sus personajes, y si hablamos de Don Luís y Luís, ya ni que decir tiene.

Esta dulzura en el trato hacia sus personajes de Don Fernando Fernán-Gómez, me recuerda a la misma delicadeza y ternura de los personajes de Don Benito Pérez Galdós…..( Fortunata, Don Ramón Villaamil, Benina).

La generosidad de los personajes de este teatro igual que en los de Galdós, una bondad compartida en momentos sociales de muchísimas dificultades.

La obra empieza con una introducción excelente, que invito a que no os la salteis, en el extracto de Cambiar la Vida donde se expone “cambiar de Vida y cambiar la Vida”, me parece de una significación importántisima.

Hay momentos en la obra que te marcan como es la conversación del padre con el hijo sobre la compra de la bicicleta. y el momento en la descripción de la desaparición de las lentejas me parece imborrable en mi memoria( en ello estoy muy de acuerdo con la documentación complementaria existente en la pag 223, os invito a que no la salteis).

La ficción-realidad de los niños en el comienzo de la obra, con el supuesto campo de batalla…..¿ a veces a quién no le ha pasado algo así….tener ese presentimiento o sensación?; el detalle de los niños escuchando por la radio del Café de politica……que niños más maduros y el humus cultural de aquella epoca.

En fin para terminar para escribir esta obra hay que tener una extremada sensibilidad….. Sensibilidad que ha demostrado en esta magistral obra e imborrable Don Fernando Fernán-Gómez. Obra totalmente recomendable a cualquier persona.

Que ternura……que ternura en ella…..

Un saludo a todos.

19 02 2010
Rosa Biedma

En la reunión de ayer fuimos pocos -este dichoso tiempo…- pero el comentario muy rico, dado que la obra te lo pone en bandeja. Coincidíamos, como dice María, en la ternura de los personajes, en las relaciones que se establecen entre ellos, en la mezcla de humor, alegría y tristeza… Pero sobre todo a mí me llama la atención el hecho de que F. Fernán Gómez escribe esta obra a los pocos años de morir Franco, cuando ya se puede hablar y hacer crítica, pero él no la aprovecha para eso, sino que presenta a los personajes que hablan de distintas ideologías: militares, comunistas,falangistas, republicanas… pero estas personas no se enfrentan entre sí, no establecen criterios de moralidad que los haga a unos buenos y a otros malos. En fin, “la bicicleta”, una ilusón de verano, un amor de verano, que todos hemos tenido, sí, pero que dura eso, un verano.

20 02 2010
María Pacheco

Muy bonito y cordial tu comentario Rosa. ¿ Cúantos sentimientos e impresiones te despierta esta obra?…..Muchísimos……. tantos sentimientos variados como ideas como actitudes de las personas…… a veces esos comportamientos te dicen mucho de esas mismas personas……a veces erramos otras acertamos según también el momento.

Pero hay pocas personas que sean leales entre sus propias ideas y su comportamiento….en fín es una obra donde no hay rencor de ninguna clase, ni odios…..solo ternura .

En fin mantengamos Rosa ” La Bicicleta del Club”…. la ilusión de compartir los libros entre todos lo que amamos la lectura……sin ilusión ! que hariamos!

Un saludo.

23 02 2010
Jackie

Queridos compis del Club, os recuerdo que el próximo Jueves tenemos previsto ver la película basada en este libro. En el salón, a la hora de siempre. Saludos.

24 03 2010
angeles lozano cidoncha

La opinión que yo tengo de esta obra de teatro es muy parecida a la que reflejais vosotros, me parece que en ella se condensa la ingenuidad de los adolescentes que creen imposible una guerra en una ciudad como Madrid, la fantasia erotica de los mismos, durante cualquier conversación sobre el amor libre.
La vida de las familias que refleja la obra, transcurre con sus quehaceres y preocupaciones normales de cada dia, y a pesar, que la guerra va haciendo sus estragos en la ciudad, a ellos se les ve sin ira, sin odio, recibiendo por igual, a todos los que por el comedor de D.Luis pasan, cada uno con sus ideales e ilusiones, y sus penas .
Fernando Fernan-Gomez, ha sabido poner sensibilidad en los personajes, darle un punto cómico a los diálogos, a pesar de la tragédia de la guerra.
Me parece interesante el personaje de D.Luis, realista, comprensible, con la mente muy bien amueblada, para afrontar la realidad de su familia y la vecindad.
Lo de las lentejas merece la pena recordar.

16 04 2010
mariajosé zafra

Las Bicicletas son para el Verano es una comedia, mejor una tragicomedia de costumbres que en buena parte son las mías. Yo en vez de 15 años como luisito tenía 8.También estaba en Madrid. Como un fogonazo me han vuelto las escenas:la cartilla de racionamiento, las colas, las bombas,¡apaguen la luz! el miedo cuando llaman a la puerta y ¡Ay! el creernos que eran tres días. Doy fe de que expresa fielmente una situación real

16 04 2010
María Pacheco

Estimada Compañera de Lectura, si como dices bien , das fe de aquella situación real, permitéme, decir una frase muy bonita que acabo de aprender, para que no se repita nunca más aquellos momentos…… “Una de esas palabras que abren el mundo y no lo cierran es CONCORDIA. No la perdamos nunca, ni en nuestro lenguaje ni, sobre todo, en los hechos”.

Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: