El marino que perdió la gracia del mar

16 12 2009
El marino que perdió la gracia del mar

El marino que perdió la gracia del mar

Título: El marino que perdió la gracia del mar
Autor: Yukio Mishima

Club del miércoles:
Entrega:
16 de diciembre de 2009
Devolución: 13 de enero de 2010

Club del martes
Entrega: 2 de febrero de 2010
Devolución: 23 de febrero de 2010

Consulta la guía de lectura que ha confeccionado la biblioteca

Sinopsis: El libro narra la decisión del marinero Ryuji de abandonar el mar y sus anhelos tras conocer a la viuda Fusako y enamorarse de ella. Sin embargo Noboru, hijo de la viuda, tras haber idealizado al marinero e influenciado por su grupo de amigos, no aceptará la decisión de Ryuji de vivir en tierra y convertirse en su padre.

Anuncios

Acciones

Information

12 responses

15 02 2010
cristifernandezmartin

EL LIBRO

En mi opinión, el libro es el “AMIGO” que va donde tu quieras.

El libro te hace vivír amás vida, te transporta ves paises y paisajes

diferentes. Por el puedes conocer más a las personas y si conoces

más ,amas más .

Luego el libro te hace amar la vida.

P. D. Las personas no se mueren cuando dejan de vivír ,sino cuando

dejan de amar. CRISTI

15 02 2010
María Pacheco

Me parece una belleza de opinión estimada compañera.

15 02 2010
marga ramirez-montesinos

El marino que perdió la gracia del mar. Yukio Mishima. genio-obsesionado-con-la-belleza-la-muerte-el-sexo-la-tradición-el-cuerpo-y-tan-fríamente-perfeccionista-que-pasó-años-planificando-con-todo-detalle-su-propia-muerte. Sus tendencias nazis son inequívocas.
El amor entre Fusako y el marino es condenado y sentenciado, por el hijo de ella, Noboru, testigo de esas relaciones molestas, y por la pandilla de adolescentes. Dentro de un tempo narrativo lento y adornado de bellísimas descripciones, paradojas, el autor sabe plasmar el ambiente y la psicología de los personajes a través de profundas reflexiones: “el verdadero peligro no radica sino en vivir, claro está que vivir es más que el caos de la existencia…dice el jefe al grupo. Eran hijos de buena familia, su criminalidad no nace del hambre o del escándalo de la injusticia, sino de la rebelión ante lo establecido, inconformismo ante un mundo vacuo, del aburrimiento, y actúan con corazón frío y distancia. El asesinato del gato es el rito de iniciación, lo cometen sin temblarles la mano, como preparación para limpiar la suciedad del mundo con nueva sangre. El estado perfecto del hombre es la ataraxia o imperturbabilidad y el matar era romper la cadena interminable de los odiosos tabúes sociales, endurecer los sentimientos. Una nausea existencial gravita en toda la novela.
Ryuji, el marino, esperaba su glorificación en el mar, la tierra era algo vulgar, no le interesaba, sin embargo, en la travesía de vuelta del último viaje: “había descubierto que estaba mortalmente cansado del aburrimiento de la vida del marino”…
“No existen los héroes y nosotros, somos seis genios”- exclama el jefe. Noboru, había comenzado a desmitificar al marino, que pretendía convertirse en su padre, “lo peor que puede existir sobre la capa del mundo”. Sentía que las hazañas marinas que le narraba tenían ya el tono de “un buhonero ofreciendo diversas mercancías”. “Necesitamos sangre, sangre humana”…Debemos vaciar la sangre fresca del marino y transfundirla al universo agonizante…” Era la sentencia de muerte dictada por el jefe de los adolescentes. Había sido precedida de funestos presagios de Año Nuevo. “-Que éste sea un buen año para todos” Fusako formuló en voz alta su deseo. Ryuji, iba a cumplir treinta y cuatro años, tiempo de darse cuenta de que ninguna gloria especial y a su medida lo esperaba…
Es una novela nihilista, desoladora, pero la belleza de la forma difumina tenuemente la crudeza estremecedora del contenido.

27 02 2010
Olga

Es un buen comentario, me ha gustado mucho como yo que te dejo mi comentario.

La novela “El marinero que perdio la gracia del mar“. La novela se puede interpretar y unos aspectos muy claros. El lector a raiz de varias escenas que va leyendo se queda impactado y de cada detalle que se lee es como si estuviera viéndolo y la facilidad con que narra la historia.

27 02 2010
Pilar Lozano

Hola Olga, me alegro que hayas colgado en el blog un comentario sobre la novela “El marino que perdió la gracia del mar“, señal de que no te desentiendes del grupo. Me figuro que es el trabajo que no te deja tiempo para asistir al Club, pero no desesperes que vendrán tiempos mejores.

Bueno Olga, todas te recordamos mucho y te esperamos. Besos.

16 02 2010
María Pacheco

Excelente comentario, se nota la pasión por los libros.

17 02 2010
Antonio Gómez

Estimados miembros del club:

Un miembro de vuestro club nos ha solicitado la posibilidad de visionar la versión cinematografica de esta novela. Después de diversas búsquedas en catálogos de bibliotecas y bases de datos cinematográficas, hemos podido averiguar que se trata una producción sueca de 1976, protagonizada por Sarah Miles y Kris Kristofferson, pero de la que lamentablemente no existe ninguna versión en castellano en video doméstico.
Tan solo hemos podido localizar, a través de la tienda online Amazón, la existencia de la versión inglesa (tanto en formato VHS como DVD) con el título de “The sailor who fell from grace with the sea”. Su precio es poco asequible y además no nos consta que se encuentre traducida.

21 02 2010
mariajosé zafra

EL MARINO QUE PERDIÓ LA GRACIA DEL MAR

El mundo de la adolescencia ocupa mucho espacio en la narrativa. Es sin duda atractivo escudriñar el cuarteo del cascarón hasta que estalla. En este caso se plasma no en una típica pandilla que nos imaginamos divertida, aventurera, deportista, rokera -los muchachos tienen 13 años- sino en un clan ferreamente comandado por un lider apabullante. Son chicos de familias acomodadas aparentemente no desestructuradas, estudiosos y muy inteligentes. Viven en perpétua rebelión con la sociedad en la que están inmersos que ven vacía y que les ofrece como lo más deseable un estado de continuidad. No quieren ser como ellos, quieren ser libres ¿cómo evitarlo? Acorazandose en la crueldad, en la inhumanidad.
Cuando el marino que llega del mar, el que los fascina con sus relatos, se enamora, se queda en tierra, se casa con la madre de Nororad y sobre todo se esfuerza en ser un buen padre, “lo más vil que se puede ser” ha firmado su sentencia de muerte en sentido literal. Ya habían ensayado con un gato matándolo a golpes y desollandolo, una dura escena. Una especie de rito de inciación donde queda sellado su carné de crueles imperturbables. Novarad cumple la misión sin frialdad, con emoción, pero la cumple. Limpiar la sociedad de padres ¿no nos recuerda la limpieza étnica a Auswicht?.
Cuando ya se prevée el final cuesta trabajo leer el último capítulo.

El marino, el que perdió la gracia en el mar es un gran personaje. Él tampoco está conforme con la vida, le ha ido mal en tierra, no la quiere y la abandona por el mar donde será libre sin más autoridad que la misteriosa del horizonte inabarcable. Allí encontrará la gloria, la genialidad, la que sea, pero la gloria. Sin embargo no ha llegado la gloria se ha quedado hecha jirones en las rutinas de las guardias, en los repetidos derroteros del carguero en que se enrola, en los días de paso en los puertos. Eso cansa y frustra.
El mar también le ha fallado y se desentiende de él.

Enamorado de la madre de N. se casa, intenta amoldarse a ser una familia y pone todo su empeño en ser un padre ejemplar “lo más vil que se puede ser” porque en el fondo tienen miedo de ser débiles, no se pueden permitir ataduras sentimentales. Hay que matar al padre.

La crudeza del relato se asienta en un estilo conciso, directo y al mismo tiempo poético. No tenemos más que recordar la larga despedida en el puerto con ese amanecer que es como una luna sangrienta, esos ojos del marino donde están las oleadas del mar

EL AUTOR
Terminado el libro, el autor casi se superpone a la novela. De familia adinerada y culta, separado un tiempo de sus padresfamilia por su abuela, estudia en colegios elitistas por encima de sus posibilidades económicas. Su padre es de tendencias nazis y él es ideológicamente antimperialista, antidemocrático y antimarxista: un fascista total. Es incapacitado para el servicio militar lo que le supone una humillación. Varias veces intenta, sin éxito, un golpe militar para devolverer al Japón sus antiguas tradiciones ya sobrepasadas. En un acto que quiso presentar como reivindicativo se suicidó precticándose el harakiri en un acto público en el Cuartel General que más bien fue considerado como un acto teatral más que heroico.
En su faceta como prolífico y buen escritor alcanzó buen renombre siendo, además de traducido a varios idiomas, propuesto para el Nobel cuando tan solo tenía 40 años. Murió a los 50

21 02 2010
El rito de amor y de muerte, de Yukio Mishima « La mar de libros

[…] 21 02 2010 A pesar de no haber podido encontrar una copia en español de la película “El marino que perdió la gracia del mar” basada en la novela homónima de Yukio Mishima, una amiga de la Biblioteca ha encontrado en […]

24 02 2010
Pilar Lozano

EL MARINO QUE PERDIÒ LA GRACIA DEL MAR.

Es la primera novela que leo de este reconocido escritor japonés. Me parece magnífica. Es un escritor realista y en muchos momentos de la historia muy cruel, pero tambien aunque parezca contradictorio, de una gran belleza y sensibilidad. Sus personajes adultos Fusako y Ryuji, son personas amables sensibles y educadas que adoran a Noboru hijo de Fusako. Ellos encuentran la fuerza y la ilusión en la vida, con el amor, pero ese amor está marcado por la desgracia. Un grupo de adolescentes a los que pertenece Noboru con unas ideas extrañas sobre los adultos los conduce hacia un final trágico. Hay momentos de la historia en la que el lector se siente sobrecogido ante la crueldad de ese grupo de niños-adolescentes con edades entre 13 y 14 años. Estos adolescentes planean una acción macabra con total frialdad, la muerte de Ryuji. En la página 160 con el discurso del jefe del clan se detalla el final fatídico, dice así : “Si no actuamos ahora nunca seremos capaces de seguir el dictado supremo de la libertad, de ejecutar los actos necesarios para llenar el vacío de este mundo, a menos que estemos dispuestos a sacrificar nuestras vidas …
El ritmo de la novela es lento, pero consigue mezclar con maestría, amor, violencia, belleza, y muerte; una mezcla explosiva que hace de esta novela una belleza.
La recomiendo.
Pilar Lozano

28 02 2010
Olga

Me ha gustado tu comentario. Es genial.
No puedo ir por tema del trabajo , pero que tenemos para el martes. Que vamos hacer el jueves día 4 de Marzo relacionado con el acto de Miguel Hernandez. Un beso para todas.

2 03 2010
Pilar Lozano

Hola Olga, el martes tenemos la reunión en la Delegación de Cultura. El libro que vamos a comentar es “El año de malandar ” de Juan Villa, no lo teníamos en el listado pero teníamos interés en leerlo, tu puedes recogerlo en el mostrador de la Biblioteca si te apetece. En el acto de Miguel Hernández vamos a asistir y leer algunas poesías.
Besos . Pilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: