Esperando a Godot

10 06 2009
Esperando a Godot

Esperando a Godot

Título: Esperando a Godot
Autor: Samuel Beckett

Club del martes
Entrega: 31 de octubre, 2006
Devolución: 21 de noviembre, 2006

Club del miércoles
Entrega: 6 de abril, 2011
Devolución: 27 de abril, 2011

Puedes descargarte la Guía de lectura elaborada por la Biblioteca.

Comentario elaborado por Mercedes Orta Gotor (Club del Martes): Obra en dos actos para cinco actores, absolutamente innovadora para el 1953, en que se estrenó. Con ella llega también al teatro el impactante estilo surrealista que se desarrollaba paralelamente en los demás ambientes artísticos, por ejemplo, y sin ir más lejos, la pintura de Dalí o el cine de Buñuel. Realidad absurda o absurdo con visos realistas, no importa. En caso es que el espectador, o, en este caso, el lector, queda atrapado, creyendo entender a ratos, y, a ratos, con la certeza decepcionante de que lo que dicen en escena no tiene sentido.

El tema de fondo es la espera de los dos personajes principales. No se puede decir mucho más, ya que no se sabe qué se espera de la persona esperada, Godot, que, como es de prever, no aparece. Estos personajes no se sabe tampoco quiénes son, ni en qué trabajan o trabajaron, ni si son buenas o malas personas, ni sus creencias, ideas o ilusiones, ni si sus inclinaciones son homosexuales. Solamente son pobres y esperan hablando, en un tiempo detenido e inmemorial, demostrando sentimientos contradictorios y depresión apática y suicida.

Los otros dos personajes, esclavo y señor, mantienen una relación aún más inexplicable y extraña. El quinto personaje es un mensajero con poca relevancia, o, mejor dicho, poco papel en la obra, porque la relevancia será la que cada uno le quiera asignar.

Una obra, en fin, en que hay momentos irritantes, por la sensación de que el autor se ríe del espectador, que al fin y al cabo, es su cliente. Como tantas veces se enfadaron los seguidores de cantantes de la misma época, cuando atacaba al público en sus actuaciones. Una obra que en otros momentos subyuga, intriga, hace meditar con alguna frase paradójica. Por tanto, si emociona, si hace vibrar, si provoca debates, si no deja indiferente ni aburre, es buena, independientemente de que guste, a unos más y a otros menos.

Mercedes Orta Gotor

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: