El lápiz del carpintero

10 06 2009
El lápiz del carpintero

El lápiz del carpintero

Título: El lápiz del carpintero
Autor: Manuel Rivas

Entrega: 30 de octubre, 2007
Devolución: 20 de noviembre, 2007

Guía de lectura (PDF) elaborada por la Biblioteca

Comentario de Mercedes Orta Gotor (Club del Martes): Con un estilo literario oscuro y admirable, no solo por la rotación de los espacios temporales, sino también por la ausencia de especificación de los hablantes en los diálogos, Manuel Rivas consigue una obra redonda en menos de 200 páginas.

Tomando un tema triste como las crueldades e injusticias cometidas tras la guerra civil, hace un estudio de sus personajes esbozándolos, para que quede a la inteligencia del lector el conocerlos, y el especular más allá de lo que narra.

Hay profusión de personajes, que siembran nuevas historias dentro de la trama. Los protagonistas principales son el doctor Da Barca, poseedor de todas las virtudes: apostura, inteligencia, compañerismo, simpatía… y el guardia Herbal, un desgraciado con poco talento ni belleza, totalmente influido por el medio que le tocó vivir. Enamorado de la novia del doctor, a un tiempo, odia a éste por celos y lo protege, supuestamente, por admiración. Y escucha, sin amargura, la voz del pintor al que ejecutó, simbolizado en el lápiz de carpintero que usaba éste para dibujar un Pórtico de la Gloria en el que, cada rostro, era el retrato de uno de los personajes. Dicho lápiz actúa de conciencia en un hombre, simple y contradictorio a la vez, que, siendo ignorante como una bestia, carece de la crueldad gratuita de otros compañeros de su entorno y es capaz de imaginar palabras delicadas en boca de su víctima.

La historia comienza con un periodista que va a hacer una entrevista al doctor Da Barca, ya anciano moribundo, y al que sorprende en un entorno idílico de armonía, afecto y buen humor. Y termina con, supuestamente, el mismo periodista, que visita en un club de alterne a una joven prostituta a la que el guardia Herbal que, a la sazón, trabaja en él de vigilante, ha ido contando su relato y a la que regala el lápiz.

Una novela inolvidable y difícil, en la que una primera lectura, desorienta, una segunda permite encajar situaciones y personajes, una tercera hace disfrutar plenamente.

Mercedes Orta Gotor

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: